El observatorio del One World Trade Center pone Nueva York a sus pies

Las entradas, que ya se pueden comprar por Internet, cuestan 32 dólares


nueva york / corresponsal

Quien quiera tener Nueva York a sus pies ya puede conseguirlo. Desde las ocho de la mañana de ayer están a la venta las entradas para el observatorio del One World Trade Center, el edificio más alto del mundo occidental que abrirá sus puertas el próximo 29 de mayo.

El imponente rascacielos levantado sobre el solar en el que estuvieron las Torres Gemelas lleva abierto desde noviembre, cuando llegaron sus primeros ocupantes, pero todavía no está acabado. Falta ese observatorio, que ocupará los pisos 100, 101 y 102, y desde el que se tendrá una vista de la ciudad de Nueva York como no existe otra. El edificio mide 381 metros. Y aunque no será desde esa altura desde la que se pueda contemplar la ciudad -porque la torre está culminada por una antena que es la que le da esa dimensión-, sí es cierto que incluso el piso 101 será el punto más alto para contemplar la ciudad a sus pies.

El observatorio del que se espera que se convierta en la principal atracción turística de la ciudad tiene más que los amplios ventanales desde los que contemplar el suelo. Dispondrá de un teatro en el que los visitantes podrán entender mejor la Gran Manzana y la historia del edificio, y contará con tres restaurantes repartidos entre los pisos.

Y el espectáculo no es solo el que se ve desde las cristaleras. Incluso los ascensores para llegar hasta el nivel 100 han sido pensados como parte del espectáculo. Son cinco y están entre los más rápidos del mundo, porque llevan desde el primer piso hasta el 102.º en algo menos de sesenta segundos. Y en ese minuto, sus ocupantes disfrutarán de lo que los dueños del edifico publicitan como un viaje en el tiempo: los más de cuatrocientos años transcurridos en Nueva York desde 1600 hasta el presente.

Para poder disfrutar de todo eso los interesados pueden comprar las entradas por Internet. Los precios van desde los 32 dólares que cuesta la de adultos a los 30 dólares para los mayores de 65 años y 26 para los niños de entre 6 y 12 años. Los únicos que no deben pagar son los menores de 6 años y los familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre y de los trabajadores que murieron a causa de las tareas de limpieza de la zona cero.

Para el resto de los neoyorquinos, la compañía propietaria del edificio ha organizado unos días de celebración previos a la apertura oficial del 29 de mayo. El 26 serán estudiantes de las escuelas de la ciudad los que puedan mirar Nueva York desde el observatorio. El día 27 está destinado a los trabajadores (y sus familias) que han construido el edificio. Y el día 28 será de puertas abiertas: todo aquel que quiera subir podrá hacerlo de forma gratuita, aunque, eso sí, deberá hacer cola.

Y para los que no quieran hacer esa cola o estimen que una entrada de 32 dólares no es suficiente, el Observatorio también alquila varios de sus espacios para eventos privados como reuniones de empresas o bodas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El observatorio del One World Trade Center pone Nueva York a sus pies