Las creadoras de la polémica del vestido azul y negro o blanco y dorado en el plató de Ellen DeGeneres

La madre y la hija que dividieron al mundo por las fotos de un vestido para una boda acudieron al programa

El vestido de la polémica, en el programa de Ellen Degeneres

Redacción

El origen de la polémica del vestido que para unos es blanco y dorado y para otros, azul y negro, ha llegado al programa de Ellen Degeneres. Y es que la popular presentadora estadounidense ha decidido llevar a su plató a quienes iniciaron toda la historia: los escoceses Grace, el esposo de ésta,  Keir, y una amiga de ambos, Caitlin.

Grace, la hija de la mujer que decidió vestir la polémica prenda en una boda, ha decidido explicar la génesis de un tema que se ha convertido en trending topic y en uno de los temas más comentados en los últimos tiempos. La escocesa explica que su madre le había enviado a través del móvil tres fotos para pedirle consejo sobre el vestido que llevar a su boda y que, cuando le preguntó a su progenitora cuál era su favorito, esta le dijo: «El tercero», a lo que la hija le respondió: «Ah, el blanco y dorado» y la madre, estupefacta, le corrigió: «Hmm, no, el azul y negro». Entonces, Grace le espetó: «No, mamá, es blanco y dorado, y si lo ves azul y negro vas a tener que ir al médico».

Es entonces cuando la chica decide enseñar la fotografía a su marido, Keir quien, para su sorpresa, lo ve igual que su madre, como un vestido azul y negro. «Me temo que soy un miembro fundador del equipo Azul y Negro», bromea el joven, que a continuación explica que su siguiente paso fue pedir la opinión de sus propios padres, que viven en una vivienda pegada a la de ellos. «Llamé a la puerta y vino mi padre», explica Keir, «y le pregunté: "Papá, ¿de qué color es este vestido?" y él dijo: "Bueno, hijo, es blanco y dorado"», todo ello ante la sorpresa del chico, que pensó que su mujer y su progenitor le estaban gastando una absurda broma.

Es entonces cuando entra en juego una amiga de ambos, Caitlin, a la que, al presentarle la foto, toma la decisión de publicarla en Tumblr para preguntarle a sus contactos cómo veían ellos el vestido y así salir de dudas. «Habíamos estado debatiendo el tema durante semanas y estaba haciendo que la comunidad se separase», bromea Caitlin, «nos estábamos volviendo locos, así que decidí publicarlo».

La amiga del matrimonio explica que, en menos de media hora, el vestido estaba en Twitter. Un amigo le escribió y le dijo que buscase en la red social el hashtag #TheDress, momento en el que se dio cuenta de la repercusión que el vestido estaba causando. «Cientos y cientos de fotografías de este vestido».

Pero el programa de Ellen Degeneres no se quedó solo en contar el origen del tema revelación de la temporada, sino que, además, presentó en directo a la madre, la primera culpable del asunto, con el polémico traje puesto y tal y como lo acabó llevando a la boda.

Al llegar con la prenda, claramente azul y negra, Ellen bromea: «Eso es blanco y dorado», antes de que Cecilia, la portadora de la prenda, explique su versión de la historia. La madre recuerda que, en el momento del malentendido con su hija, consultó el color de la prenda con su compañero, que era el que había comprado el vestido azul y negro, y éste le dijo: «Lo veo blanco y dorado». Ella, sin embargo, siempre lo vio azul y negro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

Las creadoras de la polémica del vestido azul y negro o blanco y dorado en el plató de Ellen DeGeneres