El fármaco japonés contra el ébola, eficaz cuando hay poca carga viral

Tres centros de Guinea realizaron la fase 2 del primer ensayo en humanos


redacción / la voz

El fármaco favipiravir, medicamento contra la gripe que se aplica en el ébola, parece ser eficaz en los enfermos que tengan poca carga viral y cuyos órganos aún no estén dañados. Este es el resultado preliminar de un ensayo en fase 2 realizado en Guinea Conakry durante tres meses y financiado por la Comisión Europea, y que se dará a conocer hoy en una conferencia en Seattle.

El estudio se desarrolló desde diciembre en el centro de Médicos sin Fronteras (MSF) de la localidad de Guéckédou, en la llamada zona cero del brote actual, al que se sumaron más tarde los de Nzérékoré y Macenta. En estos dispensarios se trataron con favipiravir 80 enfermos -69 adultos y 11 niños- divididos en dos grupos según su gravedad. Al ser una prueba en fase 2 no fue un ensayo doble ciego, es decir, con un grupo al que se le da placebo.

La respuesta de los enfermos fue claramente diferente según lo avanzado de la enfermedad. El 42 % tenía niveles muy altos del virus en la sangre, y su respuesta no fue buena, ya que el 93 % falleció; en los meses precedentes, los pacientes que acudieron al centro con niveles similares sufrieron incluso menos mortalidad, un 85 %. En cambio, el otro grupo, el que tenía cantidades bajas de ébola (y que suponía el 58 % de los pacientes del ensayo) reaccionó mucho mejor: de estos, solo el 42 % tuvo fallo renal y el 85 % se recuperó del virus. En los tres meses precedentes, el porcentaje de mortalidad entre pacientes que llegaban con los mismos niveles de infección era del 30 %, con lo que, por lo que al ensayo se refiere, el favipiravir duplicó el índice de supervivencia en este grupo.

El ensayo estuvo liderado por el instituto de investigación francés Inserm, pero contaban con el trabajo sobre el terreno de Médicos sin Fronteras. Desde esta oenegé se dejó claro que las condiciones éticas del proyecto han sido impecables. Por un parte, los enfermos no corrían riesgos de seguridad porque el favipiravir se usa para tratar el virus de la gripe con éxito, pero además se les informaba del ensayo y se les daba total libertad de elección; en este caso, todos los pacientes accedieron a entrar en el programa -los menores fueron autorizados por sus padres- aunque tenían claro que no se trataba de un producto milagroso. Para Julien Demeuldre, enfermero de MSF, además de la lógica esperanza y de la falta de alternativas terapéuticas, «en cierto modo muchos pacientes se sentían orgullosos de formar parte del ensayo. El mundo entero espera el día en que dispongamos de un fármaco contra el ébola».

El favipiravir, cuyo nombre comercial es Avigan, es un fármaco de Toyama Chemical, la división farmacéutica de Fujifilm, y su eficacia contra el ébola, primero en vitro y después en ratones, se probó en el laboratorio del Centro de Virus Emergentes del Instituto Heinrich Pette de Hamburgo, que dirige el gallego César Muñoz Fontela, que precisamente ahora está en Guinea ayudando con el diagnóstico de pacientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El fármaco japonés contra el ébola, eficaz cuando hay poca carga viral