La «mad food» de David Muñoz

Javier Armesto Andrés
javier armesto REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

benito ordoñez

Camisas de fuerza, cubiertos de plástico y recetas asiáticas en StreetXO

22 feb 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Es el chef del momento. Tres estrellas Michelin (DiverXO), una imagen irreverente -con cresta mohicana y fotos sacando la lengua-, anuncios para una gran marca de automóviles y, ahora, omnipresente también en las revistas del corazón a raíz de su relación con la presentadora Cristina Pedroche. ¿Hay sustancia en la propuesta de David Muñoz o es producto del márketing? Para descubrirlo visitamos su restaurante StreetXO, que acaba de mudarse desde la madrileña plaza de Callao a la calle Serrano.

StreetXO es la alternativa asequible de Dabiz (su última transgresión ha sido cambiarse el nombre) a DiverXO. Mantener un tres estrellas es muy costoso y otros cocineros como Berasategui ya probaron suerte con locales en los que pueden desarrollar su identidad creativa sin la presión de la crítica gastronómica más exigente. Y de paso, hacer caja. Muñoz abrió el suyo en el 2012 y le ha ido tan bien que el próximo mes tiene previsto inaugurar una sucursal en Londres y a finales de año, en Nueva York.

«No es un restaurante, es una montaña rusa de experiencias», dice la nueva estrella de los fogones hispanos. Sin duda, el cliente disfrutará de una experiencia que difícilmente habrá vivido antes en un local en el que una comida media sale por unos 45 euros: cubiertos de plástico, música techno a todo volumen y un calor sofocante procedente de la gran parrilla central.