Un sacerdote que abusaba de niños esquimales, condenado a 19 años en Canadá

Eric Dejaeger se entregó en el 2010 en Bélgica, cuando todavía era cura, tras las acusaciones de pederastia

la voz

Eric Dejaeger, un exsacerdote y misionero de origen belga que ejercía en Canadá y que fue denunciado hace años por abusos sexuales a niños inuit, fue declarado ayer culpable de los mismos y condenado por un juzgado de Montreal a 19 años de prisión.

Dejaeger se entregó ya en el 2010 en Lovaina, Bélgica, cuando todavía era sacerdote, tras las acusaciones de pederastia. Estuvo huido de la Justicia en una recóndita abadía católica de este país, pero las reiteradas denuncias de varias de las víctimas y la presión realizada sobre el arzobispado de Malinas provocaron su precipitada entrega y extradición. Dejaeger ya había cumplido en los años noventa condena por abusos. E incluso, el otoño pasado, un tribunal canadiense lo declaró culpable de abusos a una docena de niños y también de practicar la zoofilia. De hecho, en la Interpol era uno do los pederastas más buscados.

Dejaeger, de 67 años, utilizaba su condición de eclesiástico y su predicación entre los esquimales inuit del norte canadiense para abusar de los menores, a quienes amenazaba con el fuego del infierno y la separación de su familia si se atrevían a denunciar los abusos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un sacerdote que abusaba de niños esquimales, condenado a 19 años en Canadá