La Agencia Espacial Europea crea en Barcelona alimentos para los astronautas

Instalará un ecosistema completamente cerrado que albergará seres vivos casi sin la entrada de recursos del exterior y sin apenas generar residuos


La Agencia Espacial Europea (ESA) instalará en Barcelona un ecosistema completamente cerrado que albergará seres vivos casi sin la entrada de recursos del exterior y sin apenas generar residuos. La iniciativa forma parte del proyecto Melisa, que investiga la manera de producir comida, agua y oxígeno en las misiones tripuladas de larga duración, con suministros limitados. El objetivo es dar soporte a la exploración tripulada del Sistema Solar, así como aportar respuestas a los acuciantes retos que se plantean también en la Tierra.

En el centro de Barcelona se intentará demostrar que es posible producir alimentos, aire y agua mediante procesos biológicos, sin apenas residuos ni la entrada de recursos externos. «Lo que hacemos es la esencia del desarrollo sostenible: reciclaje, recuperación del agua y ecología industrial», dice Christophe Lasseur, jefe del proyecto.

El astronauta de la ESA Andreas Mogenssen volará en mayo en una misión de 10 días, y se llevará aperitivos de proteínas elaborados con el alga Spirulina. Poco después, el cosmonauta Tim Peake ensayará en la Estación Espacial Internacional un biorreactor que demostrará el uso de algas en sistemas de soporte vital. Estas plantas acuáticas tienen potencial para generar tanto aire respirable como alimentos para los astronautas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Agencia Espacial Europea crea en Barcelona alimentos para los astronautas