Un fallo informático provocó la alarma y la evacuación en la Estación Espacial Internacional

Los astronautas han regresado a la normalidad tras pasar el miércoles refugiados en la zona rusa de la nave


Europa Press | AFP
Los astronautas de la Estación Espacial Internacional han regresado al sector de la NASA en el complejo orbital tras pasar el miércoles refugiados en la zona rusa, debido a una falsa alarma tóxica por amoníaco, que se usa en los sistemas de enfriamiento y calefacción de la base espacial orbital y puede quemar los ojos y los pulmones de los astronautas si es inhalado.Usando mascarillas como medida de precaución, los astronautas abrieron la escotilla entre la sección de Rusia y los Estados Unidos cerca de 11 horas después de producirse la alarma por una fuga tóxica, tal y como informó en un primer momento la agencia rusa. «No hay indicación de amoníaco», aseguró el comentarista de la misión en la NASA Rob Navias. «La tripulación se quitó sus máscaras y están volviendo a sus tareas», explicó el comentarista que precisó que los astronautas ya han regresado a sus ocupaciones normales. El comandante de la estación, el estadounidense Butch Wilmore, el ingeniero de vuelo de la NASA Terry Virts, y Samantha Cristoforetti, ingeniera de vuelo de la Agencia Espacial Europea, salieron del lado de Estados Unidos en torno a las 10 hora peninsular y se unieron a sus tres colegas rusos en la zona ruso de la plataforma orbital. Mike Suffredini, el gerente de programa de la estación en Houston, dijo que la evacuación refleja las preocupaciones iniciales de que el amoníaco pudiera haber escapado de uno de los dos lazos de refrigeración utilizados para disipar el calor de las tuberías de agua. «Nunca hubo ningún riesgo para la tripulación», añadió.Después de la alarma, los astronautas se colocaron máscaras, se trasladaron a la parte rusa y cerraron las escotillas entre los módulos. Más tarde regresaron al laboratorio de Estados Unidos, pero fueron evacuados por segunda vez después de que la presión de aire ascendente indicase que la amenaza todavía podría estar presente. Análisis posteriores mostraron un fallo informático que provocó varias lecturas falsas, engañando al software de la estación en activar la alarma, explicó el administrador asociado de la NASA Bill Gerstenmaier.Los seis astronautas refugiados en el segmento ruso agradecieron las manifestaciones de solidaridad y preocupación con su situación. «Hola a todos, muchas gracias por sus preocupaciones. Estamos todos a salvo y bien en el segmento ruso», escribió la astronauta italiana Samantha Cristoforetti, quien desde que se instaló en la EEI ha sido muy activa en Twitter publicando abundantes fotos de la Tierra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un fallo informático provocó la alarma y la evacuación en la Estación Espacial Internacional