Mi Avizor facilita la vida a 400 ancianos que viven solos en Galicia

El sistema de teleasistencia avanzada permite a familiares conocer su estado de salud, incluso desde el extranjero


Santiago / La Voz

Ocurrió hace unos días: Raquel, que reside en A Coruña, recibió una alarma a las 23.00 horas de que en el domicilio de su suegra, de 90 años, que vivía sola en el municipio lucense de Riotorto, no se registraba movimiento, a pesar de que se encontraba dentro. La telefoneó. Al no responderle, avisó a un familiar, que vive a solo dos kilómetros para que se interesase por si le ocurría algo. Acudió a la casa de la anciana, quién le respondió desde dentro con dificultad: se había caído hacía cinco horas y no podía levantarse. Entraron y la encontraron desorientada. Llamaron a las urgencias del 061, que la trasladaron al hospital de Lugo, donde le encontraron una cadera rota.

«Se pasase toda a noite soa, quizá non o puidese contar», afirma Raquel, que llamó a Mi Avizor para agradecer esta alarma, y resalta el buen funcionamiento de esta sistema de teleasistencia avanzada. Su suegra lo utiliza desde hace casi dos años. «Este sistema permite que podas coñecer, desde o teléfono móbil, se a persoa está nunha situación normal ou non, sen que se sinta molestada nin controlada. No caso da miña sogra, de día había sempre persoas pendentes dela; de noite non, e ter este sistema foi unha sorte», sostiene. Ahora Raquel prevé llevarla a vivir con ella, para atenderla más directamente.

Desde febrero del 2013, Mi Avizor, un sistema de teleasistencia avanzada, o teleprevención, ideado en la Universidade de Santiago, ha facilitado la vida a 400 personas ancianas, que viven solas en Lugo y Ourense. Mediante unos sensores colocados en su domicilio, permite que personas allegadas, autorizadas, puedan conocer su situación, a través de Internet y el teléfono. Así, familiares que residen en el País Vasco, Madrid o Valencia; pero también en Venezuela, Inglaterra, Estados Unidos o Italia, pueden conocer su estado de salud puntualmente, señala la USC.

El sistema alertó de agitación nocturna de una anciana de A Fonsagrada, que se comprobó sufría una fuerte arritmia e ingresó también en el hospital, como la suegra de Raquel. La inactividad de una persona residente en Lugo, otra alerta, permitió hallarla inconsciente en casa, y facilitar su recuperación.

No siempre hay esa fortuna: tras alertas de ausencia de movimiento en una vivienda de Santiago, en el 2012, y en otra de Sober, más reciente, se encontró a sus moradores muertos. Sin ese aviso se tardaría quizá más en hallarlos tras el óbito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Mi Avizor facilita la vida a 400 ancianos que viven solos en Galicia