Solo 165 de los 1.000 guardias de Roma fueron a trabajar en Nochevieja

El alcade amenazó con despidos tras el absentismo masivo

EFE

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, amenazó ayer con despidos tras el absentismo masivo de la guardia urbana de Roma la pasada Nochevieja, cuando un 83,5 % de los funcionarios que debían trabajar no lo hicieron.

«Han traicionado al Cuerpo, al Ayuntamiento y a los romanos», declaró el alcalde al diario La Repubblica, donde añade: «quien no quiera trabajar que coja la puerta. Estos funcionarios avergüenzan a los que trabajan». Este absentismo masivo de guardias la noche del 31 de diciembre desató la polémica en Italia y el primer ministro, Matteo Renzi, dijo que este año se cambiarán las normas sobre los empleados públicos. Renzi amenazó con despedir a los funcionarios que acumulen largos períodos de absentismo sin justificar. El ayuntamiento reconoció que de 1.000 agentes la noche del 31 de diciembre solo se presentaron 165. Para el alcalde, la acción fue «una huelga salvaje encubierta» para protestar por las negociaciones del convenio.

Los agentes que no acudieron a trabajar alegaron enfermedad, o que habían ido a donar sangre, y otros simplemente no respondieron a los mensajes para que se incorporaran al trabajo. El elevado nivel de absentismo también fue detectado en la línea A del metro romano, donde de los 24 conductores que debían trabajar solo había siete.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Solo 165 de los 1.000 guardias de Roma fueron a trabajar en Nochevieja