«Nosotros entendemos de cariño, no de horas profesionales»

Muñoz dice que es necesario conectar con los nietos mediante la tecnología


redacción / la voz

El miedo al ridículo ha marcado a toda una generación, sostiene Francisco Muñoz García-Vaso, presidente de la Asociación de Abuelas y Abuelos de España. Pero es fundamental perder ese temor para dominar las nuevas tecnologías y ganarse «el respeto» de los nietos, para los que está garantizado «el cariño».

-Si traducimos a sueldos de cuidadores las horas que los abuelos pasan con sus nietos, la cifra es astronómica.

-Los abuelos entendemos de cariño, no de horas profesionales. Es evidente que si dedicamos tanto tiempo a nuestros nietos es por ese motivo, por el mero placer de darles unos valores que nadie más enseña hoy en día.

b>-¿Por qué motivo?

-Los padres no tienen tiempo y, desde luego, no todos los colegios lo hacen. Quedamos los abuelos para infundir esos valores que se van perdiendo. No pretendo decir que tenga que ser así ahora, pero, por poner un ejemplo, mi padre todavía trataba al suyo de usted.

-Abuelos que no siempre son mayores.

-En absoluto. Los hay de 42 años, y en nuestra asociación está una mujer de Cartagena que tiene cuatro bisnietos a los 63.

-Pero sí que da la impresión de que a esta generación de abuelos le ha tocado vivir un cambio de modelo notable.

-La diferencia está en la tecnología, que nuestros nietos maneja de maravilla. Ahí está la clave. Somos nosotros los que tenemos que adaptarnos a ellos en ese terreno, porque si no eres capaz de ponerle un WhatsApp o un correo a tu nieto, no esperes que él te mande una postal. Ahora, él te escribe en el móvil «TQ», y yo tengo que saber que eso significa «te quiero». Y mi respuesta es «Y+», que quiere decir «yo más».

-Pero no todos los abuelos entran en ese juego.

-Y es un error. No manejar Internet es como negarse a tener luz eléctrica en casa hace 40 años. Y esto es así por temor. Somos la generación del miedo al ridículo. Por eso, antes había unas instrucciones enormes para cualquier aparato. Ahora todo se vende sin folleto, es intuitivo. Nadie aprende Windows con instrucciones, y los abuelos que tengan dudas no tienen más que pedirle a sus nietos que les enseñen. Pero hay que perder ese miedo al ridículo para ganarnos su respeto.

-¿Su respeto?

-Sí. En la asociación damos muchas conferencias para contar esto. Estamos en una época en la que se tira todo lo que no es útil. La plancha, por ejemplo, ya no se arregla; se desecha.

-¿Y los abuelos también se tiran?

-Tenemos que ser útiles. Si no... No han decidido aún el color de nuestro cubo de la basura, pero en cualquier momento será morado, por ejemplo.

francisco muñoz garcía-vaso presidente de la asoc. de abuelas y abuelos de españa

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Nosotros entendemos de cariño, no de horas profesionales»