Javier Rodríguez, cesado como consejero de Sanidad de Madrid

El presidente madrileño, Ignacio González, le ha cesado hoy tras el Consejo de Gobierno. Ayer Javier Rodríguez realizó unas polémicas declaraciones en las que expresó que Teresa Romero no estaría hablando si él lo hubiera hecho mal


Agencias

El presidente madrileño, Ignacio González, ha cesado al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, han informado a Efe fuentes del Ejecutivo regional.

González se ha reunido con Rodríguez tras celebrar el Consejo de Gobierno, y le ha solicitado su cese, que sido aceptado inmediatamente por el consejero.

Javier Maldonado, actual viceconsejero de asistencia sanitaria, le sustituirá en el cargo y será nombrado mañana.

A primera hora de esta mañana, el portavoz del Ejecutivo autonómico madrileño, Salvador Victoria, había lamentado las declaraciones del consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, diciendo que Teresa Romero, no estaría hablando si él lo hubiera hecho mal, unas palabras que ha tildado de «chocantes». «Lamento esas declaraciones en nombre del Gobierno y a mí personalmente me han chocado», ha indicado Salvador Victoria, quien ha afirmado haber sentido «extrañeza» al oír estas palabras de Rodríguez.

Mientras que Teresa Romero estaba ingresada luchando por salvar su vida en el Hospital Carlos III, Javier Rodríguez acusó a la auxiliar de enfermería de mentir por haber ocultado que había tratado a los misioneros enfermos de ébola. No contento con ello declaró que «para explicar a uno cómo quitarse o ponerse un traje no hace falta un máster» o «tan mal no debía de estar si fue a la peluquería», para terminar sus polémicas intervenciones con «si tengo que dimitir, dimitiría, no tengo ningún apego al cargo, soy médico y tengo la vida resuelta». Poco después, cuando la pareja pidió su dimisión y anunció que lo denunciaría pidió disculpas a la auxiliar gallega.

La polémica trayectoria de Rodríguez

La contovertida trayectoria de Javier Rodríguez se remonta al año 1990. En aquel momento este médico -que en aquel momento ocupaba el puesto de jefe de la unidad de hipertensión del hospital Gregorio Marañón- fue expedientado por su mala gestión durante una de sus noches de servicio de urgencias, cuando dos pacientes murieron en medio del colapso generalizado que se produjo en el centro. Dicho expediente disciplinario, incoado «por posibles faltas en el desarrollo de sus servicios», fue abierto después de que la noche del 22 de enero, un paciente falleciera tras permanecer cinco horas en urgencias sin ser atendido y otro hombre apareciera muerto en una camilla sin que se supiera cuando se había producido la muerte.

Años después, y ya con el cargo de Consejero de Sanidad de Madrid en su haber (y habiendo añadido a su largo currículo político el cargo de consejero de Telemadrid desde 1995 hasta el 2001), a este especialista en cirugía, la polémica le ha perseguido durante los escasos diez meses que lleva en el puesto. «Nosotros no privatizamos, externalizamos», defendía con ahínco en un intento de destacar las bondades de la colaboración pública y privada en el ámbito sanitario, una política que ha defendido en numerosas ocasiones con el estilo al que ya nos ha acostumbrado: «Nos dicen que estamos privatizando la sanidad. Bueno, ganen ustedes las elecciones y lo podrán revertir. ¿Por qué pusimos un plazo de 30 años? Porque calculamos que menos de 30 años no van a estar en la oposición», espetaba a sus colegas del resto de partidos.

Tras las polémicas declaraciones sobre Teresa Romero y las peticiones de dimisión, Javier Rodríguez afirmaba: «Si tengo que dimitir, dimitiría. No tengo ningún apego al cargo, soy médico y tengo la vida resuelta».

El abogado de Romero asegura que el cese «no cambia nada»

El abogado de Teresa Romero, Jose María Garzón, ha asegurado hoy a Efe que el cese del consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, «no cambia nada» en el proceso judicial que la auxiliar de enfermería mantiene contra la Comunidad de Madrid. «El cese confirma de forma tácita que el consejero no ha actuado bien en algún momento», ha declarado el encargado de la defensa de Teresa Romero, la auxiliar que venció al ébola. Garzón ha asegurado que el presidente de la Comunidad de Madrid no ha decidido prescindir de Rodríguez «porque sí», sino porque hay un «motivo racional». «Entendemos que el Gobierno está intentando rectificar o solucionar lo relacionado con este tema», ha sostenido el letrado, para el que «la cantidad de declaraciones que el consejero ha hecho entorpecían las vías de comunicación».

Indemnización por los daños en el piso

La Comunidad de Madrid indemnizará con 14.990 euros a la auxiliar de enfermería Teresa Romero por los daños materiales originados durante la desinfección de su domicilio, según han confirmado fuentes del Ejecutivo regional.

La Consejería de Sanidad ha apuntado que el matrimonio recibirá 14.990 euros en concepto de indemnización por los enseres y la ropa personal y de casa de los que hubo que desprenderse durante los trabajos de desinfección de su vivienda en Alcorcón.

Según un portavoz de la Consejería, entre estos enseres figuran un frigorífico, el sofá, colchones y ropa (personal, de cama y de lavabo).

El acuerdo entre la Consejería de Sanidad y el matrimonio fue suscrito al término de la limpieza y desinfección de la vivienda, que se desarrolló en varias etapas y finalizó el pasado 11 de noviembre.

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha apuntado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que esta indemnización es «fruto» de un acuerdo entre las partes que se ha cerrado porque ambas consideran que es «razonable» y se atienen a las circunstancias «que se produjeron». «Si ha habido acuerdo es que Teresa ha entendido que se ajustaba a lo razonable», ha concluido Victoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
37 votos

Javier Rodríguez, cesado como consejero de Sanidad de Madrid