Europa recupera uno de los dos satélites Galileo que quedaron fuera de órbita

El aparato ha corregido ligeramento su posición y envía señales de navegación a la Tierra

Recreación de los satélites Galileo en sus órbitas.
Recreación de los satélites Galileo en sus órbitas.
EFE

Uno de los dos satélites de la constelación Galileo colocado en una órbita errónea el pasado agosto por un cohete ruso Soyuz ha corregido ligeramente su posición y envía señales de navegación a la Tierra, según informó ayer la Agencia Espacial Europea (ESA).

El aparato, colocado en una órbita elíptica que oscila entre 25.900 y 13.713 kilómetros de la Tierra, ha logrado elevarse 3.500 kilómetros y hacer que «su órbita elíptica sea más circular», según indicó la ESA en un comunicado. «Se está llevando a cabo una batería de pruebas más adecuada para sus propósitos de navegación», señala la agencia espacial.

Será la Comisión Europea (CE) la que decida, en función de esas pruebas, si los aparatos podrán formar parte del sistema de navegación, llamado a ser el competidor europeo del GPS estadounidense, o se reutiliza para otros fines. La corrección de su posición es el resultado de 11 maniobras llevadas a cabo durante 17 días que, además de variar la órbita del ingenio, han conseguido reducir su exposición a la radiación, lo que garantiza «un comportamiento fiable a largo plazo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Europa recupera uno de los dos satélites Galileo que quedaron fuera de órbita