El papa Francisco condena la violencia «que busca la justificación religiosa»

El pontífice rechazó la «mera respuesta militar» contra el terrorismo en Siria e Irak, aunque aseguró que es «lícito detener al agresor injusto»

 El papa Francisco y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan (fuera de la imagen) ofrecen una rueda de prensa tras la reunión mantenida en el palacio presidencial de Ankara
El papa Francisco y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan (fuera de la imagen) ofrecen una rueda de prensa tras la reunión mantenida en el palacio presidencial de Ankara

El papa Francisco condenó este jueves ante la máxima autoridad religiosa del estado turco «la violencia que busca una justificación religiosa» después de denunciar que la situación en Oriente Medio «es verdaderamente trágica». En su discurso en Ankara ante los responsables de la Diyanet, la institución estatal turca que se ocupa de los asuntos religiosos en un país donde más del 99 % de la población es musulmana, se refirió especialmente a la situación en Irak y Siria.

«La situación humanitaria es angustiosa», afirmó el pontífice, quien se mostró preocupado por que «comunidades enteras, especialmente -aunque no solo- cristianos y yazidíes, hayan sufrido y sigan sufriendo violencia inhumana a causa de su identidad étnica y religiosa». A pesar de la coyuntura, el papa Francisco rechazó la «mera respuesta militar» contra el terrorismo en Siria e Irak, aunque recordó que es «lícito detener al agresor injusto».

«La violencia que busca una justificación religiosa merece la más enérgica condena», continuó el pontífice, quien dijo que el mundo espera de quienes dicen adorar a Dios que «sean capaces de vivir como hermanos y hermanas, no obstante la diversidad étnica, religiosa, cultural o ideológica». Francisco afirmó que «los musulmanes y los cristianos somos depositarios de inestimables riquezas espirituales» de las que dijo que, vividas «de modo sincero, pueden transformar la vida y dar una base segura a la dignidad y la fraternidad de los hombres».

«Las buenas relaciones y el diálogo entre los dirigentes religiosos tiene gran importancia», defendió el pontífice, quien dijo que «el respeto mutuo y la amistad son posibles, pese a las diferencias». «En particular, los responsables de las comunidades religiosas pueden ofrecer la valiosa contribución de los valores que hay en sus respectivas tradiciones», dijo el papa en otro momento de su intervención ante, entre otros, el presidente de la Diyanet, Mehmet Gormez.

Erdogan denuncia el aumento de la islamofobia

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, denunció ante el papa el aumento de la islamofobia en Occidente y de los prejuicios entre cristianos y musulmanes. «Vemos con pena que los prejuicios entre unos y otros están creciendo en el mundo musulmán y cristiano. En Occidente se expanden el racismo, la islamofobia y la discriminación», explicó Erdogan ante su invitado en el palacio presidencial de la capital turca.

«En los países occidentales está creciendo la intolerancia contra los musulmanes», denunció el presidente turco, quien dijo tras su encuentro privado con el pontífice que «no hay asunto del que pensemos de manera diversa». «Las actitudes occidentales que equiparan al Islam con el terrorismo hacen daño a millones de musulmanes», se quejó Erdogán, quien añadió: «seguimos con tristeza la violencia en el mundo musulmán que alimenta los prejuicios contra los musulmanes». «La gente desesperada cae en los brazos de las organizaciones terroristas. El Estado Islámico (EI), Al Qaeda y Boko Haram son el resultado de políticas equivocadas y la gente desesperada queda expuesta a sus manipulaciones», aseguró.

«Todo el mundo sabe y habla del Estado Islámico, pero no se ve tanto la matanza de 300.000 personas en Siria, con siete millones de refugiados, el estado de terror que hay allí y a la persona detrás de él. Solo se habla de quién le sustituiría si se marchara», aludió, aunque sin mencionar su nombre, al presidente sirio, Bachar el Asad. «La comunidad internacional no presta atención a la violencia en Gaza y los ataques a la Mezquita de la Roca en Jerusalén. No presta suficiente atención al terror del PKK (partido kurdo) que mató a unas 50.000 personas durante treinta años en Turquía. No presta bastante atención a algunas dictaduras», añadió.

Visita entre fuertes medidas de seguridad

Antes de la reunión con Erdogan, el papa Francisco visitó, como primer acto oficial de su viaje a Turquía, el mausoleo de Kemal Atatürk, el fundador de la república, en la capital, Ankara. Esta visita, un elemento habitual en los viajes de dignatarios extranjeros, se produjo entre enormes medidas de seguridad, que mantenían selladas numerosas calles de los alrededores.

Tras un primer breve descanso en el aeropuerto, donde el papa Francisco bebió un vaso del tradicional té turco, el pontífice se desplazó directamente al mausoleo en un Volkswagen Passat blindado, según la televisión pública turca TRT que emite la visita en directo. El pontífice recorrió el mausoleo acompañado del ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, y colocó una corona de flores, concretamente claveles rojos y blancos, rotulada con las palabras «Papa Francisco» en inglés.

Jorge Bergoglio firmó a continuación en el libro de visitas del mausoleo, donde escribió: «deseo que Turquía, que es un puente natural entre dos continentes, no sea solamente un cruce de caminos, sino un lugar donde todas las culturas, etnias, hombres y mujeres miembros de religiones vivan juntos en el diálogo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El papa Francisco condena la violencia «que busca la justificación religiosa»