El papa instigó la operación

r. r. garcía REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

La intervención de Francisco fue decisiva para que el arzobispado abriera una investigación y para que se ayudara a la Justicia a esclarecer el caso

25 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

Al joven granadino de 24 años que destapó los casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes de Granada le sorprendió una llamada a su móvil personal.

-Buenas tardes hijo, soy el padre Jorge.

-Perdón (responde Daniel, nombre ficticio), se ha debido equivocar. No conozco a ningún padre Jorge.

-Bueno, soy el papa Francisco.

Tras la sorpresa inicial, el pontífice le explicó que había leído la carta que le había enviado en agosto relatando su calvario, lo que le había conmovido profundamente. Y le pidió disculpas. «Quiero pedirte perdón en nombre de toda la Iglesia de Cristo -le dijo el papa-. Perdona este gravísimo pecado y gravísimo delito que has sufrido». Pero no se contentó con ello, sino que le anunció que ya había puesto en marcha el mecanismo para depurar responsabilidades.