Defensa justifica la actuación de la Armada en Canarias porque Greenpeace iba a cometer un «delito de piratería»

Repsol mantiene sus planes y prevé iniciar este martes los sondeos petrolíferos al este de las islas de Lanzarote y Fuerteventura

Foto detalle de las hélices protegidas de las embarcaciones del patrullero RELÁMPAGO P43
Foto detalle de las hélices protegidas de las embarcaciones del patrullero RELÁMPAGO P43

Agencias

El Ministerio de Defensa ha justificado este lunes la actuación de la Armada en el incidente con Greenpeace el pasado fin de semana en la zona donde se llevan a cabo los sondeos en busca de hidrocarburos en aguas cercanas a Canarias, ya que considera que «hizo lo que tenía que hacer» para evitar que la ONG cometiera un «delito de piratería» como es el abordaje de un barco. El citado incidente se produjo el pasado sábado, cuando activistas de Greenpeace intentaron aproximarse a bordo de lanchas neumáticas al buque de perforación Rowan Renaissance, perteneciente a la empresa Repsol, con el objetivo de protestar contra las prospecciones petrolíferas en aguas de Fuerteventura y Lanzarote.

Según han explicado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa, el buque Relámpago de la Armada, que se encontraba en la zona con la misión de garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, emitió sucesivas advertencias al barco Arctic Sunrise de Greenpeace pidiéndole que abandonara la zona de seguridad establecida alrededor de la embarcación de Repsol. Las fuentes consultadas han indicado que dichas advertencias fueron escuchadas y desoídas por la ONG, razón por la cual el buque de la Armada, que en todo momento estuvo en contacto con el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima -dependiente del Mando de Operaciones en Madrid-, tomó la decisión, siguiendo el protocolo establecido para este tipo de situaciones, de actuar para evitar el abordaje con varias embestidas desde sus lanchas neumáticas.

Así pues, el Ministerio de Defensa considera que los activistas del grupo ecologista violaron la zona de exclusión al desoír las advertencias, portando en sus lanchas neumáticas escalas y pancartas con el objetivo de «abordar» el Rowan Renaissance, lo cual es un «delito de piratería».

Las dudas sobre las helices

En cuanto a la joven que resultó herida al caer al agua desde la lancha de Greenpeace y golpearse con una hélice, Defensa asegura que es «imposible» que el golpe proviniese de una de las hélices de las lanchas de la Armada, ya que éstas se encuentran «protegidas» precisamente para evitar este tipo de accidentes.

Así, el ministerio considera que las heridas de la joven, que está ingresada en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, debieron producirse por el golpe de la hélice de la lancha de Greenpeace, si bien la ONG niega este extremo porque subraya que sus zodiac no tienen hélices externas -tal y como se han encargado de mostrar en Twitter-. En cualquier caso, desde el departamento que dirige Pedro Morenés han recordado que la joven fue rescatada del agua por un marinero del buque Relámpago, que fue atendida después en esta misma embarcación y después evacuada en un helicóptero del Ejército del Aire.

Rivero acusa a la Armada de agredir a Greenpeace y al pueblo canario

A pesar de la explicación de Defensa, el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, sigue insistiendo que la acción «absolutamente desproporcionada» y que fue «una agresión en toda regla» a todo el «pueblo canario». «Es una de las cosas más graves en las relaciones de España con Canarias desde la conquista», ha afirmado este lunes Rivero en declaraciones a la prensa para referirse al incidente.

Rivero ha culpado de la «agresión» de la Armada al Gobierno de España y ha calificado de «inaudita» la «connivencia entre el ministro del petróleo de Canarias», en alusión al titular de Industria, José Manuel Soria, con la compañía Repsol. «Estas actuaciones en defensa de intereses privados contra el pueblo canario es sembrar vientos de forma torpe y las consecuencias transformadas en tempestades veremos qué ocurre, pero no es un buen camino», ha advertido.

Repsol prevé iniciar martes los sondeos

A pesar del incidente, Repsol mantiene sus planes y prevé iniciar este martes los sondeos petrolíferos al este de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, según han confirmado a Efe fuentes de la compañía, que dispone de unos 200 trabajadores en la zona. El Rowan Renaissence, que es el barco con el que se harán las perforaciones, llegó en la madrugada del sábado a la zona con unos 135 trabajadores y durante el fin de semana se ha incorporado el resto de la plantilla, por lo que los trabajos para el inicio de los sondeos se encuentran avanzados, ha informado un portavoz de la petrolera.

El portavoz ha indicado que el domingo se sumergió una cámara subacuática para realizar un reconocimiento del fondo marino; una maniobra, que, según ha explicado, también se realizó durante el trámite para realizar el informe de impacto ambiental. El barco, con el que se perforará a una profundidad de 3.100 metros, trabajará en el sector denominado «sandía» unos dos meses, y, según el portavoz de Repsol, se aplicarán los estándares de seguridad noruegos que ofrecen, ha dicho, la máxima garantía.

Ha añadido que junto al Rowan Renaissence permanecerá las 24 horas del día un barco que lleva a bordo tres observadores de cetáceos para controlar que los trabajos no dañen a esa especie. Además, en la zona también se encuentran otros tres barcos de logística y Repsol dispone además de dos helicópteros con base en el aeropuerto de Guacimeta (Lanzarote), que se utilizarán preferentemente para el traslado del personal. El portavoz de Repsol ha insistido en que el barco que realizará los sondeos es muy moderno y tiene capacidad para perforar hasta 12.000 metros de profundidad, cuatro veces que lo que tienen previsto llevar a cabo.

A finales de enero o principios de febrero, una vez se sepan los resultados de estos primeros sondeos, Repsol decidirá si acomete una segunda perforación en el sector denominado «Chirimoya», a unos 3.000 metros de profundidad. Cada una de estas fases implicará una inversión de 100 millones de euros a cargo de la compañía, han precisado las fuentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Defensa justifica la actuación de la Armada en Canarias porque Greenpeace iba a cometer un «delito de piratería»