José Joaquín Cuenca: «Gastamos mucho más en curar que en prevenir y eso es insostenible»

El cirujano cardíaco pide llevar a las aulas la educación para la salud


REDACCIÓN / LA VOZ

Esta entrevista, tal y como la van a leer, es posible porque José Cuenca (Almansa, 1962), hace unos meses, me abrió el pecho, reordenó mi circulación cardiovascular y le salvó el pellejo a mi asustado corazón. Para él, el asunto no es más que algo cotidiano. A mí me proporcionó una bola extra que ha hecho posible, entre otras cosas, que les pueda presentar al cirujano que implantó en el Chuac el primer corazón artificial de Galicia.

-Debe de ser reconfortante trabajar salvando vidas...

-La medicina tiene ese plus. La enfermedad es algo que nos iguala a todos, nos hace vulnerables por igual y quien puede influir en eso tiene un gran valor para la sociedad.

-Aunque no es lo mismo curar una rodilla que un corazón.

-Para el que tiene el problema en la rodilla, eso es lo más importante. Lo que nos duele es lo que nos preocupa.

-De pequeño ¿ya quería ser médico? ¿Curaba a los Madelman?

-No. En tal caso, diseccioné alguna rana. Recuerdo haber visitado a mi padre en un hospital porque lo operaron de apendicitis y haber pensado que me gustaría trabajar allí.

-¿Ha calculado a cuánta gente habrá puesto a andar?

-Pues no. Supongo que habrán sido bastantes. Cuando era un médico residente sí contaba las intervenciones, pero hace mucho tiempo que no lo hago. De todos modos, piense que empecé la especialidad en 1988 en el hospital Puerta de Hierro y en enero del 93 firmé el contrato con este hospital.

-¿Por qué los poetas sitúan las emociones en el corazón?

-No lo sé, pero seguramente porque es un órgano que modifica su comportamiento en función de lo que siente el individuo. Alguien dijo que en el corazón podía estar el alma, pero yo he visto muchos y, afortunadamente para los cardiólogos, no están ni el alma ni las emociones.

-Y ¿por qué nos mata tanto?

-El problema del corazón es que solo tenemos uno. Pero muchas veces lo que enferma y genera el problema es la parte vascular. Existen unos factores de riesgo que la sociedad ha descuidado mucho. Debería haber una asignatura dedicada a la educación para la salud. Dedicamos mucho más dinero a curar que a prevenir y eso, a la larga, es insostenible.

-Acaba de colocarle un dispositivo mecánico al corazón de un paciente... ¿qué novedades espera vivir en el futuro?

-A corto plazo, esos dispositivos mecánicos van a estar al orden del día. En cinco años veremos cómo se instalan más de cien al año en toda España.

-¿Cómo está viviendo esta epidemia de corrupción?

-Con mucha preocupación. Piense que en el ámbito sanitario estamos haciendo grandes esfuerzos para contener el gasto, que es algo que está muy bien, porque hay que usar los recursos de forma eficiente. Pero eso no se puede acompañar con personajes que se pagan caprichos con tarjetas opacas o con políticos que cobran porcentajes en contratos públicos. Los dos discursos no son tolerables.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

José Joaquín Cuenca: «Gastamos mucho más en curar que en prevenir y eso es insostenible»