Unicef cifra en 80.000 el número de niños gallegos en riesgo de pobreza

Son familias de cuatro miembros que ingresan menos de 9.900 euros al año


redacción / la voz

El informe sobre la pobreza infantil en Occidente (Los niños de la recesión) que dio a conocer la semana pasada Unicef tiene una lectura gallega. Según los datos que baraja la agencia de la ONU dedicada a los niños, en la comunidad hay unos 80.000 menores (algo más de uno de cada 5) que sufren riesgo de exclusión social o, directamente, pobreza, que la entidad denomina «carencia material severa» para no estigmatizar a los menores. A pesar de que los grupos políticos firmaron en el 2011 el Pacto Galego pola Infancia, Unicef denuncia que los niños de la comunidad no tienen la protección que debieran por pertenecer a un país rico. La directora de Políticas de Infancia en Unicef España, Marta Arias, cree que la clave es precisamente que no haya un gran acuerdo como el Pacto de Toledo con las pensiones: «El sistema de protección social ha logrado proteger a los mayores de 65 años pero no a la infancia en esta recesión», explicó.

Cobrar el 60 % de la media

Unicef cifra el umbral de riesgo en función de los ingresos familiares, que no deben superar el 60 % de la media de la comunidad o país. Eso, en el caso de Galicia, supondría que una familia de dos adultos y dos menores de 14 años está en riesgo de exclusión si vive con menos de 9.907 euros al año. Esta cifra se debe a que en Galicia el salario medio es de 16.513 euros para un grupo familiar de cuatro miembros; en España es un poco más, 17.039 euros.

El informe de Unicef recoge otros indicadores sobre el bienestar de menores gallegos que son significativos. Por ejemplo, en casi la mitad de los hogares donde hay niños (46,9 %) la familia no tiene capacidad para hacer frente a un imprevisto, y en el 18 % de las casas hay goteras, humedades en las paredes o podredumbre de marcos de ventanas y puertas o en suelos. Esto explica, por ejemplo, que en los últimos años se haya reducido el número de niños en riesgo de exclusión que considera su estado de salud excelente o bueno (del 86 % del 2006 al 84,5 % del 2010). Además, los niños con bajos umbrales de renta hacen menos ejercicio físico al aire libre que los de otros grupos sociales, así como tienen menos actividades musicales o teatrales, y carecen de espacio y material propio para el estudio.

Más violencia en el colegio

Otro dato inquietante que destaca el trabajo de Unicef es que los niños más vulnerables también sufren más violencia en su entorno social, es decir, con otros grupos de jóvenes. Así, el 15 % de menores entre 11 y 18 años declara haber sido golpeado, empujado, zarandeado o encerrado en su colegio/instituto en los dos últimos meses; para los chicos de clase alta este porcentaje baja al 10, un 50 % menos.

La agencia para la infancia de la ONU solo actúa en países en vías de desarrollo o zonas de conflictos por mandato de Naciones Unidas, así que por tanto en España no puede intervenir. Pero sí puede realizar informes, buscar recursos para los países sin suficiente dinero y, sobre todo, generar un ambiente que favorezca la defensa de los derechos de los niños, cuya convención celebra el día 20 de este mes sus primeros 25 años de vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Unicef cifra en 80.000 el número de niños gallegos en riesgo de pobreza