Teresa Romero estudia pedir cárcel para las autoridades sanitarias

La auxiliar de enfermería que superó el ébola también solicitará 300.000 euros de indemnización


Redacción

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería gallega que superó el ébola, estudia pedir cárcel para las autoridades sanitarias y 300.000 euros de indemnización, según adelanta la revista Interviú. Teresa Romero y su marido Javier Limón y anunciaron en rueda cuando abandonaron el Hospital Carlos III que emprenderían acciones legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y denunciarían la muerte de su perro Excalibur, sacrificado días después de que ingresasen en el hospital.

Según la demanda que adelanta Interviú, Teresa Romero denunciará al consejero de Sanidad de Madrid, Javier Rodríguez, por atentar contra su honor por las declaraciones que pronunció en los días siguientes a que la enfermera diese positivo en ébola. Los abogados adjuntarán en la demanda civil grabaciones de televisión con las controvertidas declaraciones que realizó el político y por las que pidió perdón. Javier Rodríguez acusó a Teresa Romero de mentir por haber ocultado que había tratado a los misioneros enfermos de ébola, no contento con ello declaró que «para explicar a uno cómo quitarse o ponerse un traje no hace falta un máster» o «tan mal no debía de estar si fue a la peluquería», para terminar sus polémicas intervenciones con «si tengo que dimitir, dimitiría, no tengo ningún apego al cargo, soy médico y tengo la vida resuelta». Poco después, cuando la pareja pidió su dimisión y anunció que lo denunciaría pidió disculpas a la auxiliar gallega.

Sobre la muerte de Excalibur, al que el marido de Teresa Romero, Javier Limón calificó como «al hijo que no tuvimos», también presentarán otra denuncia por el sacrificio de su perro, algo que provocó un auténtico revuelo y terminó con incidentes a las puertas del domicilio del matrimonio en Alcorcón. Para Teresa y su marido la muerte del animal fue una decisión tomada improvisadamente y contra el criterio de especialistas médicos. Por ello pedirán por la vía administrativa a la Comunidad de Madrid otros 150.000 euros de indemnización.

Por la vía penal, Teresa Romero, se sumará como ya anunció en los últimos días, a las denuncias de los trabajadores del Hospital Carlos III.

En el tercer frente judicial abierto por Teresa, el penal, la auxiliar de enfermería se sumará a las denuncias por delito contra los trabajadores presentadas ya por varios sindicatos, cuyos delitos están penados con entre seis meses y tres años de prisión.

Teresa Romero salió del aislamiento en el que estuvo durante un mes en una habitación del Hospital Carlos III el pasado fin de semana y fue dada de alta el pasado martes, cuando emocionada, agradeció a los médicos y todo el apoyo que recibió mientras estuvo ingresada. Además, aseguró que «si con mi sangre se puede curar, aquí estoy hasta quedarme seca». Horas más después de abandonar el hospital llegaba a Becerreá donde era recibida por su madre y su familia para seguir con su recuperación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
57 votos

Teresa Romero estudia pedir cárcel para las autoridades sanitarias