El parto de una niña presuntamente violada en Chile reabre el debate sobre el aborto

El abuso fue por parte de un familiar y el bebé murió a las pocas horas de nacer


Una niña de 13 años que quedó embarazada tras una presunta violación en la sureña región chilena de la Araucanía dio a luz la pasada madrugada un bebé que murió a las pocas horas, según medios locales, en un caso que ha reabierto el debate sobre el aborto, que en Chile está penalizado.

El suceso cuenta con una gravedad especial, ya que presuntamente la niña fue violada por un familiar y, según expertos médicos, el feto sufría malformaciones que lo hacían incompatible con la vida.

Según fuentes hospitalarias, el bebé, de 33 semanas de gestación, nació con vida pasadas las 03.00 de la madrugada (06.00 GMT) de hoy en un hospital del sector santiaguino de Peñalolén, donde la niña estaba ingresada desde hace varios días, en un parto inducido por los médicos. Según un informe del hospital, la bebé murió cerca del mediodía de este miércoles (15.00 GMT), a causa de un fallo del ventrículo izquierdo del corazón y de la aorta torácica.

El pasado 21 de mayo, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció un proyecto para despenalizar el aborto en tres situaciones (violación, incompatibilidad del feto con la vida y riesgo de muerte de la madre), pero hasta ahora la iniciativa no se ha concretado y el Gobierno ha guardado silencio frente al caso de la niña.

Las reacciones en torno al caso fueron encabezadas por el senador Guido Girardi (PPD), autor de un proyecto de ley sobre aborto terapéutico que actualmente se encuentra en la Comisión de Salud del Senado, quien solicitó al Gobierno mayor celeridad en el asunto. «Se trata de una violación a los derechos humanos de la menor embarazada, no podemos seguir viviendo en una dictadura moral en este país», sostuvo Girardi ante los periodistas.

En la trinchera contraria, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe, de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), que se opone de forma absoluta a la interrupción del embarazo, comentó que el aborto terapéutico «es como ponerle un control de calidad a la raza humana».

La UDI dio en el pasado sustento ideológico a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), quien penalizó el aborto en marzo de 1990, un día antes de entregar el poder; hasta entonces, el aborto terapéutico estuvo legalmente vigente en Chile durante más de cincuenta años.

De acuerdo con un sondeo realizado por Adimark en junio pasado, un 71 % de los chilenos se mostró conforme con la aprobación de un proyecto de aborto terapéutico en los casos propuestos por el Gobierno.

En la actualidad, solo hay seis estados en el mundo donde no está permitido el aborto en ningún caso: Chile, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Malta y El Vaticano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El parto de una niña presuntamente violada en Chile reabre el debate sobre el aborto