Reconocida una discapacidad del 33% a un menor por acoso escolar

La Voz EFE | LA VOZ

SOCIEDAD

El menor, de 15 años, sufre estrés postraumático tras haber sufrido acoso en el colegio entre los 5 y los 10 años. Es la primera vez que se produce en España una resolución de este tipo

04 nov 2014 . Actualizado a las 13:25 h.

Un menor ha conseguido el reconocimiento de una minusvalía del 33 por ciento por el estrés postraumático tras haber sufrido acoso escolar, según ha explicado a Efe la presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE), Encarna García, quien ha destacado la novedad de esta resolución.

«Es la primera vez que se concede un grado de minusvalía por las secuelas psicológicas que padece este niño, que son terribles, y supone un aviso para aquellos padres que tienen hijos que han sufrido acoso, es importantísimo», destaca.

Acosado desde los 5 a los 10 años

Este menor, de 15 años, denunció haber sufrido durante cinco años acoso escolar -desde los 5 a los 10 años- en el colegio privado San José del Parque de Madrid y ante la falta de apoyo del centro la madre decidió irse a vivir a Castilla y León.

Han sido los Servicios Sociales de esta comunidad los que han reconocido el grado de minusvalía del niño tras los informes médicos aportados.

«Este niño está todo el día tomando pastillas para sobrevivir», explica la presidenta de esta organización, que ha ayudado a esta familia a tramitar el caso que van a llevar a los tribunales y en el que acusarán al colegio por omisión de ayuda. «Dejas a tu hijo en el colegio y es el responsable de la guarda y custodia». «No sólo ningunearon a la madre, sino que le hicieron sentir culpable», ha lamentado Encarna García.

Según informa el diario El Mundo, al menor le rompieron el tímpano, le pegaron cogiéndole de los brazos y las piernas, le bajaron los pantalones y le obligaron a tocar los genitales a otro niño.

La presidenta de ACAE ha recordado que además de este caso tramitan otra quincena de situaciones de acoso grave y ha insistido en la dificultad de conseguir una sentencia condenatoria, porque la mayoría de ellos son cometidos por menores de 14 años.

«Los jueces siguen si querer ver este problema y el acoso escolar es tan importante o más que la violencia de género; no se está legislando contra el acoso y los menores agresores permanecen impunes», ha dicho García, quien ha añadido que tampoco «hay un fiscal de menores ni nadie que aborde el tema y castigue a los colegios por omisión de ayuda».