Cada diez minutos nace un niño apátrida en el mundo

Efe

SOCIEDAD

Esta situación le condenará a sobrevivir sin la protección y los derechos que le conceden pertenecer a un país

04 nov 2014 . Actualizado a las 07:18 h.

Cada diez minutos un niño nace en el mundo sin nacionalidad, una falta de adscripción a un Estado que le convertirá en apátrida y le condenará a sobrevivir sin la protección y los derechos que le conceden pertenecer a un país.

Ante esta realidad, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha decidido lanzar una campaña mundial para poder acabar en una década con una situación que afecta a diez millones de personas en el mundo.

«No es una situación que se pueda aceptar en el siglo XXI», afirmó el alto comisionado para los Refugiados, António Guterres, en rueda de prensa.

Guterres presentó la campaña «Yo pertenezco», cuyo primer paso ha sido redactar y firmar una carta abierta en la que se describen las consecuencias de ser un apátrida y los pasos que se deben dar para acabar con la situación.

«Ser un apátrida significa que tú y tus hijos no tenéis identidad legal, no tenéis pasaporte, no podéis votar, y tenéis pocas o ninguna oportunidad de obtener una educación», dijo, citada en un comunicado, Angelina Jolie, actriz estadounidense y enviada especial del ACNUR.

«Acabar con la situación de los apátridas beneficiaría a los países donde viven esas personas porque podrían beneficiarse de su talento y de su energía. Para los gobiernos es tanto una oportunidad como una obligación acabar con esta exclusión», agregó Jolie.

La mayoría de los apátridas lo son porque viven en países donde se les discrimina por su etnia, su religión o su género.

Los principales países por número de apátridas son Myanmar (minoría rowinga); Costa de Marfil (minoría voltense); Letonia y Estonia (minoría rusa); y República Dominicana (haitianos).