Suspenso a la gestión política del ébola

Casi 7 de cada 10 gallegos consideran mala o muy mala la respuesta del Gobierno

la voz

A los gallegos (65,7 %) no les ha gustado cómo se ha gestionado la crisis del primer contagio de ébola en España, si bien las críticas son mayores entre los votantes ajenos al PP. Todos los partidos suspenden en su reacción, pero para el electorado -incluso para el del PP- el ébola no va a suponer un cambio en la intención de voto. En una encuesta que realizó Sondaxe entre el 17 y 23 de octubre destaca también el empate entre quienes creen que España ya está preparada para un futuro contagio y los que piensan que no lo está (44 % en cada caso). Sí hay más acuerdo a la hora de valorar la sanidad pública española, que para 67 de cada 100 consultados es buena o muy buena.

La parte más destacada de la encuesta encargada por La Voz para saber qué piensan los gallegos del que ha sido uno de los asuntos más importantes del año no deja lugar a dudas: para casi 7 de cada 10 encuestados, la gestión del contagio de ébola ha sido mala o muy mala. Solo un 1,7 % la considera muy buena y un 17 %, buena. Por provincias, la más dura con la respuesta política ha sido Pontevedra -en Vigo está el hospital de referencia para posibles casos en Galicia, el Meixoeiro- donde el 52 % de los entrevistados optó por la calificación «muy mala» y un 20 %, por la «mala». En el extremo opuesto, uno de cada tres ourensanos cree que se hicieron las cosas bien.

Los hombres han sido algo más críticos que las mujeres en su valoración, y los jóvenes más que los mayores: entre los menores de 35, uno de cada dos vio muy mala la respuesta a la crisis, mientras que en el grupo de los mayores de 55 años era uno de cada cuatro.

Como era de esperar, los votantes del PP han sido más benévolos con la acción del Gobierno: el 40 % la consideró buena o muy buena, frente al 3 % de los socialistas y, curiosamente, al 0 % de los votantes de otros partidos (AGE, BNG, UPyD). Estos últimos, los que respaldan a Rosa Díez, fueron los más críticos, ya que casi el 75 % calificaron la gestión como «muy mala».

Por último, en la encuesta de Sondaxe se hace una división de las opiniones en función del tamaño de la localidad en la que se viva: según esto, los más descontentos con el Gobierno viven en ciudades y en villas de 5.000 a 10.000 habitantes (el 44 % califica la gestión de muy mala), aunque, como curiosidad, uno de cada cuatro residentes en las villas aprueba el trabajo del Gobierno. Quienes viven en núcleos de población de entre 10.000 y 20.000 residentes son comprensivos, y solo el 31 % considera que se hicieron las cosas muy mal. Eso sí, en las localidades intermedias -entre 10.000 y 50.000 habitantes- nadie afirmó que la respuesta gubernamental hubiese sido muy buena, como mucho (un 15 %) la consideraron buena. El 37 % de quienes residen en pequeños pueblos -de hasta 5.000 habitantes- y en villas grandes (de 20.000 a 50.000 vecinos) critican duramente la crisis, aunque en las aldeas casi un 20 % de la gente cree que se afrontó bien el problema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Suspenso a la gestión política del ébola