Supera el ébola la segunda enfermera que se contagió en Texas

El médico ingresado en Nueva York ha dado positivo en la segunda prueba

Obama abraza a Nina Pham, la enfermera dada de alta tras superar el ébola
Obama abraza a Nina Pham, la enfermera dada de alta tras superar el ébola

Agencias

La segunda enfermera estadounidense infectada de ébola ya está cuarada pero todavía no está en condiciones de abandonar el hospital de Atlanta donde está siendo tratada. «Las pruebas no detectan el virus en su sangre», informó el Hospital Universitario de Emory en un comunicado sobre Amber Vinson, que se contagió mientras cuidaba de un paciente liberiano que falleció en Dallas. «De momento no hay fecha prevista para su alta», añade el centro.

La que sí ha abandonado este viernes el hospital ha sido Nina Pham, la primera enfermera que se contagió del virus en Estados Unidos y que atendió al mismo paciente. Pham ha dicho sentirse «afortunada» y confía ahora en recuperar una «vida normal», contenta de poder reunirse de nuevo con su familia y con su perro Bentley, que dio negativo en todas las pruebas realizadas.

Pham ha dado las gracias al equipo médico que la ha atendido y también al doctor Kent Brantly, que sobrevivió al virus y donó su plasma para su uso como suero medicinal. De cara al futuro, Pham quiere llevar una «vida normal» y ha pedido respeto para su «privacidad». «Espero que la gente entienda que esta enfermedad y toda la experiencia ha sido algo muy estresante y complicado para mí y mi familia», ha añadido.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió en el Despacho Oval con un abrazo a la enfermera Nina Pham, que fue la primera persona contagiada por ébola dentro del país. Obama mantuvo un encuentro con Pham, de 26 años, en la Casa Blanca y los fotógrafos inmortalizaron el abrazo entre ambos, reflejo del deseo del presidente de tranquilizar a los ciudadanos estadounidenses tras la llegada del ébola al país.

Positivo en Nueva York

El médico infectado con el virus del ébola que está ingresado en un hospital de Nueva York ha dado positivo en la prueba definitiva, anunció hoy la responsable de salud de la ciudad, Mary Basset. Basset dijo que la prueba, realizada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), confirma el resultado que había hecho el jueves el hospital donde quedó recluido el paciente. «No hay ninguna razón para preocuparse», agregó en una conferencia de prensa el alcalde, Bill de Blasio, señalando que la situación estaba siendo «manejada y bien manejada».

Las autoridades de Nueva York han puesto en cuarentena a la prometida del médico y a dos amigos más que tuvieron contacto con el paciente horas antes de que fuera ingresado, y hoy se encontraban aisladas, en paradero que no fue precisado. Spencer regresó el 17 de octubre a Nueva York, después de una escala en Bruselas, procedente de Guinea-Conakri, y las autoridades están realizando ahora inspecciones en los últimos lugares que visitó para descartar problemas posteriores. Un café que visitó, la bolera donde jugó y un restaurante en el que comió han sido los lugares que, según dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, han sido revisados y «están limpios». Dos de esos lugares, el café y el restaurante, se encuentran en la isla de Manhattan y el otro, la bolera, en el barrio de Brooklyn.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Supera el ébola la segunda enfermera que se contagió en Texas