Estados Unidos busca a los 132 pasajeros que volaron con otra contagiada de ébola

Un funcionario permitió a la enfermera de Dallas infectada con ébola subir al vuelo con un poco de fiebre


Agencias

La segunda enfermera de Texas que ha resultado infectada con ébola dijo a un funcionario sanitario de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que tenía un poco de fiebre antes de subir al vuelo de la compañía Frontier Airlines, para desplazarse desde el estado de Ohio a Dallas, y éste le permitió viajar, según ha confirmado este miércoles una fuente federal.

La enfermera estadounidense Amber Vinson, que había tratado al infectado Thomas Eric Duncan, tenía una temperatura de 99,5 grados Fahrenheit (37,5 grados centígrados) antes de subir al vuelo el pasado 13 de octubre -un día antes de ser diagnosticada con ébola-. Al encontrase por debajo del umbral de temperatura que marcan los Centros de Control, de 38 grados centígrados, se le permitió embarcar.

Las autoridades sanitarias habían informado este mismo miércoles de que la enfermera viajó el día 10 de octubre a Cleveland en el vuelo 1142 de Frontier Airlines Flight y regresó el 13 a Dallas en el 1143 de la misma aerolínea. Desde la compañía han asegurado que «no mostraba síntomas o signos de la enfermedad a bordo del vuelo 1143, según la tripulación».

La probabilidad de que se infectaran otros pasajeros era muy baja, pero la enfermera no deberían haber estado en ese vuelo, ha reconocido a los periodistas el director de los CDC, el doctor Thomas Frieden. Vinson, de 29 años de edad, trató al paciente proveniente de Liberia Thomas Eric Duncan, que murió el pasado 8 de octubre.

Búsqueda de los pasajeros del vuelo

La segunda enfermera infectada con Ébola en Estados Unidos será enviada al Hospital Universitario Emory de Atlanta, según ha informado este miércoles la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Sylvia Burwell.

Vinson ingresó el martes en el Hospital Presbiteriano de Dallas al presentar los síntomas de la enfermedad y algunas décimas de fiebre y fue puesta en aislamiento de inmediato. Vinson dio positivo en la prueba de ébola, pero según han informado desde los CDC se encuentra «clínicamente estable».

En este sentido, los Centros para el Control de Enfermedades han pedido a los 132 pasajeros que tomaron el vuelo 1143 entre Cleveland y Dallas-Forth Worth que llamen a un número de teléfono puesto a su disposición. Han explicado que el riesgo de que el resto de pasajeros pudieran estar infectados es «muy bajo» si la enfermera no vomitó ni sangró durante el viaje. «Estamos aplicando medidas extras de seguridad y por eso estamos contactando con todos los que iban en el vuelo», ha añadido.

125 personas bajo control

El Departamento continúa vigilando a las personas que pudieron entrar en contacto con los dos pacientes diagnosticados en Texas, Thomas Eric Duncan y la trabajadora sanitaria estadounidense Nina Pham. El liberiano, que falleció la semana pasada en el Hospital Presbiteriano, fue atendido por Pham y otras 75 trabajadores sanitarios, todos los cuales se encuentran en observación. En total, las personas bajo control en Texas ascienden ya a 125, según informó el martes el director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, Thomas Frieden.

Las autoridades siguen sin saber cómo se contagió Pham, por lo que tomaron la decisión de controlar la temperatura del personal sanitario dos veces al día para detectar síntomas de ébola, el mismo protocolo que se aplica al resto de personas en riesgo. El control de la temperatura ha sido el síntoma que ha llevado al hallazgo del segundo contagiado. Frieden advirtió de que los hospitales deben «limitar el personal» que trabaja en la atención de un enfermo de ébola con el fin de disminuir los peligros de contagio.

Sobre la enfermera infectada, cuyo caso se confirmó el domingo, Frieden informó de que su situación sigue «estable» y la propia Pham divulgó el martes un comunicado en el que afirma que se encuentra «bien», sin proporcionar más detalles sobre su estado.

Temen más casos tras confirmar otro positivo por ébola

Las autoridades de Dallas también admitieron este miércoles que es probable que aparezcan más enfermos de ébola tras este nuevo contagio. «Nos estamos preparando para más (casos) y eso es una posibilidad muy real», sostuvo en una conferencia de prensa el juez Clay Jenkins, del condado de Dallas.

Por su parte, la secretaria de Salud de Estados Unidos, Sylvia Burwell, comentó en declaraciones a la cadena NBC que el Gobierno está haciendo «todo lo posible» para «proteger» a los trabajadores sanitarios del país. Mientras, el presidente estadounidense, Barack Obama, insistió en que el mundo «no está haciendo lo suficiente» contra el ébola y se mostró confiado en poder contener el brote del virus en Dallas y evitar que haya «réplicas» en otros lugares de Estados Unidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Estados Unidos busca a los 132 pasajeros que volaron con otra contagiada de ébola