El perro de la enfermera infectada de ébola en EE.UU. no será sacrificado

A diferencia de «Excalibur», el can de Teresa Romero, la mascota de Dallas será monitorizada y estudiada

Excalibur, el perro de Teresa Romero, fue sacrificado para evitar posibles riesgos
Excalibur, el perro de Teresa Romero, fue sacrificado para evitar posibles riesgos

El sacrificio de Excalibur, el perro de la auxiliar de enfermería contagiada con el ébola, se ha convertido en un gran foco de polémica al toparse las autoridades sanitarias con la oposición de una gran parte de la población que a día de hoy aún se pregunta si no existía ninguna otra solución para mantener con vida a la mascota de la afectada.

A pesar de que en los últimos días los ánimos parecían haberse calmado, el caso surgido en Estados Unidos ha reavivado las protestas. Y es que la empleada sanitaria del hospital de Dallas contagiada de ébola, también tenía un perro en su apartamento. Si bien la situación puede recordar en muchos puntos al caso español, lo cierto es que existe una gran diferencia: el final de la historia se torna muy distinto.

Según informa el diario americano The Independent, la mascota de la infectada con ébola en Estados Unidos no será sacrificada y según las últimas informaciones todo apunta a que el animal será estudiado por equipos expertos. Monitoreado por médicos especializados en el ébola, el perro se mantendrá con vida siempre que no muestre síntomas de estar enfermo. Según el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, la eventualidad de que una persona contagiada por ébola tuviese una mascota estaba prevista en el protocolo, por lo que «hay un plan» para cuidar del perro siempre que no muestre síntomas de estar enfermo. «El perro es muy importante para la paciente y queremos que esté a salvo», dijo Rawlings al diario USA Today.

Además, el animal puede ser muy útil para determinar el nivel de peligro que el virus puede suponer en los animales. Y es que actualmente existen muy pocos estudios científicos que analicen de qué manera afecta este virus a los animales de compañía; uno de los últimos, el publicado en el año 2005 por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), sugería que los perros pueden ser portadores del virus sin mostrar síntomas y por ello suponen un riesgo potencial para las personas en las zonas afectadas. No está del todo claro que los perros sean un potencial peligro, ya que otros estudios sugieren que a pesar de ser portadores, estos animales no son un foco de contagio para el ser humano.

En cualquier caso, el estudio del animal que convivió con la infectada de ébola americana servirá a los científicos para comenzar a dar respuesta a algunos de los grandes interrogantes que todavía rodean a un virus que en los últimos días ha generado una verdadera preocupación tanto a la población como a las administraciones de todo el mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos
Tags

El perro de la enfermera infectada de ébola en EE.UU. no será sacrificado