La enfermera contagiada en EE.UU. también rozó su cara con un guante

La sanitaria, que no estaba entre las personas consideradas con alto riesgo de contagio, fue puesta en aislamiento noventa minutos después de llegar a urgencias


nueva york / corresponsal

Una enfermera del equipo que atendió a Thomas Eric Duncan, el primer caso de ébola diagnosticado dentro de EE. UU., se ha convertido en la primera persona que se contagia dentro del país. La mujer usó siempre el traje de protección en sus «muchos contactos» con Duncan por lo que, según piensan las autoridades, el contagio se ha producido por un «fallo en el seguimiento de los protocolos».

La enfermera no estaba entre las personas que las autoridades consideraban con alto riesgo de contagio -aquellas que tuvieron contacto con Duncan cuando este ya presentaba síntomas pero no había sido diagnosticado y por lo tanto no estaba aislado-. Ella trató a Duncan cuando ya había sido apartado, por lo que solo debía tomarse la temperatura dos veces al día e informar de la aparición de fiebre o cualquier otro síntoma.

Cuando en la noche del viernes pasado descubrió que tenía algo de fiebre acudió a urgencias del hospital Presbiteriano de Dallas, en el que trabaja y en el que estuvo ingresado Duncan diez días hasta que falleció el pasado miércoles. Noventa minutos después de llegar a urgencias, la enfermera era puesta en aislamiento cuando un test preliminar indicó que tenía ébola.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que realizó el segundo test a la mujer, confirmó la infección a última hora de ayer. El director del CDC, Thomas Frieden, informó de que los niveles del virus que tiene la enferma «son bajos» y su condición es estable.

Por la mañana, las autoridades notificaron a los vecinos que viven en la misma zona que la enfermera que una persona con ébola había estado viviendo allí los últimos días. Además, durante la noche se descontaminó tanto el apartamento como el coche de la paciente, así como las zonas comunes del bloque de viviendas en el que está el apartamento.

En cuanto a los contactos que ha tenido la enfermera y que podrían también estar en riesgo de haberse contagiado, según las primeras informaciones solo ha sido con una persona. Algunos medios de comunicación han informado de que la enfermera tendría una mascota que, según estas informaciones, habría sido puesta en aislamiento.

Thomas Frieden explicó que el contagio se produjo porque «en algún momento hubo un fallo en el cumplimiento del protocolo de seguridad», pero que la enfermera no es consciente de cuál pudo ser el fallo. Tal y como ha sucedido en España, Frieden explicó que podía haber sido «tocarse la cara con la mano».

Sospechoso en Harvard

Por otra parte, un paciente del Harvard Vanguard Medical Center de Braintree, a las afueras de Boston, fue aislado ante los síntomas mostrados que coinciden con los asociados al ébola, según informó el departamento de bomberos de la localidad. Los pacientes de urgencias del centro fueron evacuados tras el ingreso del caso sospechoso, que llegó al hospital con dolor de cabeza. Al parecer, el paciente regresó recientemente de Liberia y se acercó al hospital para renovar la prescripción de unos medicamentos. Personal del centro logró evitar que se marchara cuando ya se dirigía a su coche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La enfermera contagiada en EE.UU. también rozó su cara con un guante