La auxiliar con ébola no viajó a Becerreá a finales de septiembre porque no se encontraba bien

Teresa Romero Ramos, que evoluciona favorablemente, acudió el 27 de septiembre a una oposición. Recibe suero de la hermana Paciencia Melgar, que superó el ébola. SIGUE AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN

Teresa Romero, junto al perro de la pareja, en una imagen colgada por su marido en el Facebook  de la Asociación Protectora Villa Pepa.
Teresa Romero, junto al perro de la pareja, en una imagen colgada por su marido en el Facebook de la Asociación Protectora Villa Pepa.

Agencias

La auxiliar de enfermería infectada de ébola es Teresa Romero Ramos y es natural del municipio lucense de Becerreá, según confirman desde la delegación de La Voz en Lugo. Su marido, soldador de profesión, se llama Javier Limón, y también permanece ingresado en el hospital Carlos III-La Paz de Madrid. La familia de la primera contagiada de este virus en España reside de forma regular en esta localidad de la montaña de Lugo.

Según explicó su madre, Jesusa Ramos, la sanitaria tenía previsto visitar Galicia los últimos días de septiembre, pero canceló la visita porque empezó a encontrarse mal. La última vez que estuvo en Becerreá fue en agosto, cuando pasó tres semanas en compañía de su marido.

Teresa Romero nació en Madrid, pero su padres es natural de Navia de Suarna y su madre de Padornelo, en Cervantes. Ambos construyeron una casa en Becerreá, donde la auxiliar solía pasar parte del verano.

El alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, criticó que «a estas alturas», con toda la información que ha ido saliendo sobre este caso en las últimas horas, «todavía nadie se haya dirigido, de forma oficial», ni «por parte del Ministerio ni de la Consellería de Sanidade» al propio Ayuntamiento de Becerreá para informar sobre este asunto. De hecho, el regidor local aseguró que «nadie» comunicó tampoco esta circunstancia al centro de salud de Becerreá, porque «al menos esta mañana los médicos no tenían conocimiento» de la noticia.

Oposición en Madrid

La sanitaria participó el 27 de septiembre en una prueba de oferta pública de empleo, dos días después de tener el último contacto con la habitación del misionero Garcia Viejo.

Sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Sanidad han detallado en rueda de prensa que la enfermedad «no parece ser contagiosa hasta que no hay síntomas» y cuando la paciente hizo la prueba selectiva no los tenía. Los primeros síntomas aparecieron el 30 de septiembre. «Esa gente (los opositores) tiene que estar tranquila», han señalado, después de remarcar que no está demostrado científicamente que el contagio se pueda producir a las 48 horas del contacto que ha generado la infección. Las pruebas de oposición para auxiliares de enfermería en la Comunidad de Madrid contó con 28.084 solicitudes.

Según ha trascendido, la auxiliar está siendo tratada con suero procedente de la hermana Paciencia Melgar, que padeció la enfermedad en agosto y que no fue trasladada a España junto al primer misionero repatriado, Miguel Pajares. Así lo ha confirmado los médicos del Carlos III y responsables sindicales del hospital. La auxiliar sanitaria infectada por el virus de ébola, que ingresó esta madrugada en el Hospital Carlos III de Madrid, ha evolucionado «favorablemente dentro de las precauciones» a lo largo de la noche y esta mañana. Así lo ha señalado en una rueda de prensa el gerente del Hospital La Paz de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina, que ha añadido que la paciente no quiere que se informe a los medios de comunicación de su estado, por lo que tendrán que preservar su «intimidad».

La monja Paciencia Melgar, que había superado el ébola y trabajó en Liberia con el religioso Miguel Pajares, llegó a España el pasado 25 de septiembre procedente de Liberia después de haber estado infectada por el ébola y haber superado la enfermedad, con el objetivo de donar sangre para el religioso García Viejo, que se encontraba ingresado en el Hospital Carlos III infectado por ébola tras haber sido repatriado a España procedente de Sierra Leona. Sin embargo, el misionero falleció ese mismo jueves.

Desinfección de la vivienda

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid acudirá este martes a la finca donde vive Teresa Romero, la auxiliar de enfermería infectada con el virus del ébola, y su marido, Javier Limón, para desinfectar las zonas comunes. La pareja vive en una urbanización en Alcorcón, y, según la administradora de la finca, están esperando la llegada de los profesionales de Sanidad que desinfectarán las zonas comunes y llevarán a cabo tareas de limpieza.

Sanidad también se ha puesto en contacto con el marido de la auxiliar para pedirle su consentimiento para sacrificar el perro de la pareja. Javier Limón se ha puesto en contacto con una protectora de animales para denunciar el caso. «Me parece injusto que por un error de ellos quieran solucionar esto por la vía rápida. Un perro no tiene porque contagiar nada a una persona y al revés tampoco. Si tanto les preocupa este problema creo que se pueden buscar otro tipo de soluciones alternativas, como por ejemplo poner al perro en cuarentena y observacion como se ha hecho conmigo. O acaso hay que sacrificarme a mi por si acaso. Pero claro, un perro es mas fácil, no importa tanto», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
64 votos

La auxiliar con ébola no viajó a Becerreá a finales de septiembre porque no se encontraba bien