La visibilidad de las Dracónidas, condicionada por el brillo de la luna llena

La lluvia de estrellas de octubre vivirá su máximo, 30 objetos fugaces por hora, durante las primeras horas de la noche del lunes y el martes

Lluvia de estrellas de las Dracónidas
Lluvia de estrellas de las Dracónidas

EFE | Europa Press

La lluvia de estrellas de las Dracónidas podrá verse en todo su esplendor a partir de la noche del lunes con una intensidad prevista de 30 objetos fugaces por hora, aunque estará condicionada por el brillo del plenilunio, según ha explicado a EFE el experto del Observatorio Astronómico Nacional, Mario Tafalla. «La predicción es bastante mala, porque si las estrellas fugaces coinciden con luna llena el brillo de ésta hace muy difícil ver la lluvia», ha advertido Tafalla. Aunque llega a su máximo en la noche del martes, se podrá observar durante las dos noches siguientes.

La lluvia de estrellas de las Dracónidas sucede cuando la tierra cruza una zona de la órbita de un cometa, que se encuentra llena de partículas en suspensión y que se vaporizan cuando chocan contra la atmósfera, emitiendo una luz instantánea que denominamos estrella fugaz. En este caso, las Dracónidas (cuyo nombre procede de la constelación de Draco, origen de su trayectoria) se debe a la estela del cometa 21P Giacobi-Zinner, que atraviesa cada 6,6 años el sistema solar dejando una nube de partículas a su paso. «La de ahora es una nube histórica, porque está formada por partículas que fueron la cola del cometa en el momento de su descubrimiento en el año 1900», ha precisado Tafalla.

Según la predicción de expertos franceses y rusos, el mejor momento para disfrutar de esta lluvia de estrellas que se desarrollará entre el lunes y el viernes próximo serán las primeras horas de la noche del lunes y también del martes, cuando «se podrá visualizar una estrella cada dos minutos, aunque para ello hay que tener paciencia».

Los meteoros de las Dracónidas son de los más lentos de cuantas lluvias existen. Recorren 20 kilómetros por segundo, mientras que, en otras lluvias, sus meteoros lo hacen a más de 70 kilómetros por segundo. Es decir, la mayoría de los meteoros de otras lluvias apenas son perceptibles, solo un trazo en una fracción de segundo, pero los de las Dracónidas, se deslizan por el cielo suavemente, sin prisas.

Asia será un observatorio privilegiado para esta lluvia de estrellas de las Dracónidas, mientras que en España, aunque también será posible verlas, la coincidencia con el mal tiempo y la fase de luna llena ofrecerá «una lluvia poco intensa», ha reconocido el astrónomo. «El 2014 está siendo un mal año para ver bien estas lluvias porque las Perseidas también tuvieron luna llena y no se vieron bien», ha puntualizado Tafalla.

Las recomendaciones para visualizar esta lluvia de estrellas son mirar al cielo directamente (no es necesario usar un telescopio) desde el sitio más oscuro posible y orientar la vista hacia las zonas del cielo más alejadas de la luna, para buscar mayor contraste. La Asociación Astronómica de España apunta que este fenómeno se observa mejor en las primeras horas de la noche y hay que alejarse de las luces de ciudades y pueblos. Además, explica que la mejor forma de observarlo es tumbados en una butaca abatible.

Con la lluvia de estrellas de las Dracónidas se inicia el otoño astronómico, que incluye también un eclipse lunar total el miércoles 8 de octubre, aunque en este caso será visible únicamente en América, Asia y Australia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La visibilidad de las Dracónidas, condicionada por el brillo de la luna llena