Un estudio apunta que el ébola puede llegar a Francia y Gran Bretaña este mes

España está en el número 19 de la lista de países en riesgo


Redacción / La Voz

Alex Vespignani, un investigador de la Universidad de Northeastern (Boston), acaba de publicar en una de las revistas PLOS un estudio sobre el comportamiento del ébola en las próximas semanas. Según el trabajo, Francia tiene un 75 % de posibilidades de contar con un enfermo propio -no repatriado- este mismo mes, y Gran Bretaña un 50 % de posibilidades de verse en la misma situación. Claro que las previsiones de la investigación tienen un importante punto débil: se hicieron a partir de los datos de julio y agosto, según los cuales Nigeria estaba en el ojo del huracán. Es desde de esta premisa que se establece el crecimiento exponencial de la epidemia, pero lo cierto es que Nigeria ha podido controlar sorprendentemente bien el brote. En el principal país de África occidental -166 millones de personas y vuelos directos con todo el mundo- solo se detectaron ocho muertos, todos vinculados al primer y único caso local, y las cifras se han mantenido estables en las últimas semanas.

Con todo, la investigación nortamericana es importante porque analiza los movimientos poblacionales para buscar hacia dónde se puede dirigir la epidemia. «Es una verdadera lotería», apuntaba a Reuters el doctor Derek Gatherer, de la Universidad de Lancaster, en Gran Bretaña, que ha estado estudiando el desplazamiento del virus: «Si esto sigue así, y dadas las predicciones no solo va a seguir, sino que va a empeorar, solo es cuestión de tiempo que uno de estos casos termine con un avión con destino a Europa».

El trabajo de Vespignani establece un riesgo, y sitúa a España en el grupo de cabeza, pero no al inicio, sino en el número 19. Para él, hay un 14 % de posibilidades de que se detecte un caso propio de ébola en el país, y, aunque la probabilidad parece baja con respecto a Francia (75 %), Vespignani asegura que no es poco: todos los niveles a partir del 10 % son serios, porque «con el tiempo las posibilidades siempre suben y suben».

En Dallas, riesgo máximo

La investigación de Vespignani no contaba con que el primer paciente enfermo fuera de África estaría en suelo norteamericano. Y que además sería pobre y, por tanto, nadie le haría caso. Ahora Thomas Eric Duncan está en «estado crítico» en el hospital Presbiteriano de Dallas mientras diez personas de su entorno más próximo se consideran en máximo riesgo de la enfermedad.

Sin embargo, su situación dista mucho de estar controlada, porque estas personas, que convivieron con Duncan mientras sudaba y vomitaba -así se transmite el virus- permanecen aisladas en una casa que un benefactor les cedió. Nada de hospitales. Algunas voces empiezan a preocuparse por que el brote se descontrole en este estado y por extensión en el país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Un estudio apunta que el ébola puede llegar a Francia y Gran Bretaña este mes