El espeleólogo español rescatado dice que lo peor fueron los primeros días

Cecilio López Tercero explicó hoy que luego lo ha podido llevar mejor «cuando han empezado a venir los sanitarios y el equipo de apoyo»


El espeleólogo español Cecilio López Tercero, que fue rescatado hoy de la cueva en la selva peruana en la que ha permanecido herido desde el pasado 18 de septiembre, aseguró que lo peor fueron los primeros días que pasó atrapado a 400 metros de profundidad.

En declaraciones a América Televisión en el avión de la Fuerza Aérea Peruana en el que fue trasladado desde Chachapoyas hasta Lima, López Tercero afirmó que lo peor «fueron los primeros días, sin nadie que lo apoyara, no había comida y los dolores eran muy intensos».

El espeleólogo español añadió que luego lo ha podido llevar mejor «cuando han empezado a venir los sanitarios y el equipo de apoyo».

López Tercero explicó que el accidente se produjo cuando estaba explorando en la cueva Intimachay, en el distrito de Leymebamba, en una zona de difícil acceso de la región selvática de Amazonas, y una roca se desplomó y cayó de espaldas en el suelo «a una altura de unos cuatro metros».

«Llevo 22 años practicando la espeleología -afirmó- y ha sido el primer accidente que he tenido, por desgracia», y añadió que la espeleología le apasiona y que en cuanto se recupere seguirá y volverá a Leymabamba porque es un sitio que le encanta y su gente también.

El espeleólogo español expresó su agradecimiento a la Fuerza Aérea del Perú y a todos los peruanos que han colaborado en el rescate.

López Tercero llegó hoy a Lima y fue trasladado a un hospital tras ser rescatado de la cueva en la selva peruana en la que permaneció después de sufrir un accidente durante una expedición del grupo Espelokandil.

Arduos trabajos de rescate

Tras doce días de arduos trabajos, López pudo ser sacado al exterior gracias a un operativo en el que participaron alrededor de setenta espeleólogos españoles, además de otros expertos de Italia, Francia y México, y unos cuarenta militares y bomberos peruanos.

El rescatado permaneció alrededor de hora y media en una carpa aledaña a la entrada de la caverna mientras esperaba la llegada de un helicóptero que lo llevara a Chachapoyas, cuyo aterrizaje en un helipuerto improvisado en la zona se retrasó por la climatología adversa.

Un avión de la Fuerza Aérea de Perú lo trasladó desde Chachapoyas hasta Lima, donde llegó en torno a las 19.00 hora local, según informaron a Efe fuentes diplomáticas españolas.

A continuación, Cecilio López Tercero fue trasladado a un hospital de la capital peruana para evaluar con pruebas médicas las lesiones sufridas por el fuerte golpe que padeció en la caída.

Una vez que lograron sacarlo de la cueva, los espeleólogos que participaron en el rescate celebraron el éxito de la operación, dirigida por Luis Díaz, del grupo de Espeleosocorro de Madrid, y coordinado por el coronel Edgar Ortega, del Instituto de Defensa Civil (Indeci) de Perú.

Desde los 400 metros de profundidad en los que López sufrió el accidente, fue trasladado el viernes pasado a un punto seguro establecido a trescientos metros y progresivamente fue movido en las últimas horas hasta la boca de la cueva.

El espeleólogo español sufrió el accidente durante una expedición del grupo Espeleokandil, con el que realizaba exploraciones periódicas en un grupo de cuevas del norte de Perú que contienen restos arqueológicos de la cultura prehispánica Chachapoyas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El espeleólogo español rescatado dice que lo peor fueron los primeros días