Sanidad busca fármacos nuevos para tratar al misionero con ébola

Agotado el Zmapp, se estudia una transfusión de un paciente curado


redacción / la voz

El fármaco TKM (u otro experimental), o transfusiones de sangre de un enfermo que haya superado el ébola. Esas son las alternativas que barajan los especialistas del hospital Carlos III de Madrid para tratar a Manuel García Viejo, el médico y misionero berciano que en la madrugada de ayer llegó a España con ébola. El religioso comenzó a tener síntomas de la enfermedad en Sierra Leona hace una semana, y su estado de salud actual es delicado, ya que a sus casi 70 años se suma una importante deshidratación y una afectación hepatorrenal marcada; hay que recordar que García Viejo padeció malaria. En cualquier caso, y por deseo del paciente, no habrá información sobre su evolución médica, aunque la Orden de San Juan de Dios, a la que pertenece, manifestó ayer su «preocupación y dolor» por su estado de salud, que «no es bueno».

De lo que sí hablaron los médicos del hospital La Paz-Carlos III fue de medicamentos. La gran esperanza farmacológica para el ébola es el Zmapp, pero está agotado y su proceso de creación dura unos dos meses [ver gráfico, arriba]. El suero promovido por el Gobierno de Canadá estaba en fase experimental y apenas había unidades. Se sabe que se dio a siete personas, de las que al menos tres sobrevivieron; el sacerdote español Miguel Pajares también lo recibió pero, al igual que un médico liberiano, no superó la infección. El Zmapp no lo tiene ni EE.UU., donde el último infectado recibe transfusiones de sangre de otro ya curado. Esta es otra de las alternativas que barajan. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de Sanidad, Fernando Simón, dijo que hoy se decidirá si se puede aplicar al paciente el suero de otro enfermo que se recupera en Alemania; sin embargo, este superviviente tiene hepatitis B. En cualquier caso será con el consentimiento de García Viejo.

Las otras alternativas farmacológicas también se explicaron. Los responsables de Sanidad sí dijeron que han establecido contacto con laboratorios para acceder a los fármacos en fase de experimentación, reconocidos por la OMS, con el fin de ponerlos a disposición del equipo médico que marca las prioridades terapéuticas para este paciente. José Ramón Arribas, jefe de la Unidad de Infecciosas de La Paz-Carlos III, resaltó uno de los sueros que se están ensayando, el denominado TKM.

Mientras se decide qué hacer, el protocolo que se sigue con García Viejo es el mismo que se adoptó con Pajares, según dijo el jefe de servicio de Medicina Interna del hospital, Francisco Arnalicha, es decir, hidratación masiva, control de las constantes vitales, y uso de analgésicos y antidiarreicos para atajar los síntomas del ébola. Lo que aclaró es que en esta ocasión el hospital sigue abierto a los demás pacientes, y García Viejo permanece aislado en la sexta planta, con un equipo específico para atenderle formado por un médico, dos enfermeros, dos auxiliares y un celador, que hacen turnos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Sanidad busca fármacos nuevos para tratar al misionero con ébola