Los «Anti Nobel» premian un estudio sobre la panceta como método para parar hemorragias nasales

Unas científicas españolas obtienen también reconocimiento en los premios que destacan cada año las investigaciones más improbables


La Voz | Agencias

Los delirantes y tradicionales premios IgNobel que se entregaron anoche en la prestigiosa Universidad de Hardvard, han vuelto un año más a cumplir su cometido: «Primero hacer reír y después, pensar». En la 24º edición de la gala, que mezcla ciencia con humor, asistieron más de mil participantes que pudieron ver un estrambótico acto en el que una panceta que frena las hemorragias nasales, la orientación elegida por los perros para hacer sus necesidades y las reacciones cerebrales ante el rostro de Jesús «impreso» en una tostada fueron solo algunos de las excéntricas investigaciones que consiguieron reconocimiento.

Organizados por la revista Annals of Improbable Research y repartidos en diez categorías, los conocidos como Anti Nobel contaron entre los asistentes con algunos Premios Nobel auténticos, entre los que destacaron Martín Chalfie (Premio Nobel de Química en 1998), Eric Maskin (Economía, 2007) y Carol Greider (Medicina, 2009).

Estos fueron los extraños proyectos ganadores.

La «resbalabilidad» de las cáscaras de plátano

En el premio de Física, quien se alzó con el galardón fue un equipo japonés que estudió la «resbalabilidad» de las cáscaras de plátano. Estos científicos cuantificaron la fricción que se producía entre la suela de un zapato y la cáscara de un plátano, y la que se producía entre la misma y el suelo.

Salchichas con un ingrediente algo asqueroso

«Caracterización de la bacteria del ácido láctico aislado de excrementos de bebés como cultivo de potencial alimento probiótico para salchichas fermentadas», es el peculiar título del estudio ganador en la categoría de Nutrición; el cual, precisamente, estaba firmado por las españolas Raquel Rubio, Anna Jofré, Belén Martín, Teresa Aymerich y Margarita Garriga.

El campo magnético terrestre y hacia dónde hacen pis los perros

El galardón en la categoría de Biología se lo llevó un grupo de investigadores alemanes y checos que comprobaron que los perros se guían por el campo magnético de la Tierra a la hora de levantar la pata en una u otra dirección.

Respuesta del cerebro de los que ven a Jesús en una tostada

Los premiados en el campo de la Neurociencia fueron unos investigadores chinos y canadienses que dedicaron su tiempo en estudiar qué es lo que ocurre en el cerebro de una persona que ve el rostro de Jesús en una tostada.

Una panceta para parar hemorragias

Uno de los premios que más trascendencia ha tenido fue el de Medicina, que ha querido reconocer el trabajo de un grupo de investigadores indios y estadounidenses que descubrió oque la panceta podía frenar hemorragias nasales especialmente fuertes.

Los que trasnochan son más egocéntricos

En la categoría de Psicología, el ganador fue un equipo de especialistas de Australia, Reino Unido y Estados Unidos que llegaron a la conclusión de que las personas que se acuestan más tarde tienden a ser más egocéntricas, manipuladores y psicopáticas que aquellos que se acuestan temprano.

La belleza ayuda a paliar el dolor

El premio en Arte se concedió a un grupo de personas que estudió la diferencia de dolor -al ser apuntada con un láser en la mano- que experimenta una persona cuando está mirando una obra de arte bella y otra fea.

Economía nacional con las ganancias de sectores polémicos

En Economía, el premio fue para el Instituto Nacional de Estadística italiano por incluir algunas partidas polémicas en el PIB: «Son premiados por asumir el liderazgo y cumplir con el mandato de la Unión Europea para que cada país incremente el tamaño oficial de la economía nacional incluyendo las ganancias de la prostitución, la venta de drogas ilegales, el contrabando y otras transacciones financieras ilícitas».

Reacción de los renos al ver humanos disfrazados

El noruego Eigil Reimers y el alemán Zinder Eftestol se llevaron el premio de Ciencia Ártica al estudiar la reacción que tenía un reno al ver a humanos disfrazados de osos polares.

Tener un gato, peligroso para la mente

El premio en Salud Pública se lo llevaron unos investigadores checos, japoneses, estadounidenses e indios por estudiar «si tener un gato es peligroso para la mente de un ser humano».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los «Anti Nobel» premian un estudio sobre la panceta como método para parar hemorragias nasales