El juez decidirá mañana si mantiene en prisión a los padres de Ashya King

EFE

SOCIEDAD

JUAN MEDINA

Ya ha recibido los informes médicos elaborados por el hospital de Málaga, donde sigue ingresado el niño

02 sep 2014 . Actualizado a las 18:32 h.

El juez Ismael Moreno decidirá mañana si adopta medidas cautelares para los padres de Ashya King, el niño británico que fue sacado sin consentimiento médico de un hospital de Southampton, tras haber recibido hoy los informes médicos que requirió al hospital de Málaga en el que está ingresado el pequeño.

Según han informado fuentes jurídicas, el juez ha citado a los padres y a su abogado a las 11.00 horas para decidir sobre su situación personal (si les envía a prisión o les deja en libertad), después de haber acordado ayer mantenerles en situación de detención judicial por un máximo de 72 horas en la prisión madrileña de Soto del Real a la espera de recibir esos informes médicos.

La detención del matrimonio se produjo el sábado en el Hostal Esperanza de Benajarafe, núcleo de Vélez Málaga, en cumplimiento de una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por el Reino Unido por presuntos delitos de secuestro y malos tratos.

Tras la detención de sus padres, el pequeño fue ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga, centro hospitalario al que el juez Moreno reclamó ayer informes médicos con carácter urgente para tener más elementos para decidir sobre la situación del matrimonio.

Además, el juez mandó traducir la documentación que proporcionó la pareja a su abogado entre la que constan correos del padre del pequeño con médicos de la República Checa, adonde quieren llevar al niño para que reciba un tratamiento alternativo a la quimioterapia y la radioterapia a la que pretendían someterle en el hospital británico del que le sacaron.

De hecho, según explicó ayer el abogado del matrimonio, Juan Isidro Fernández Díaz, los padres, tras abandonar el Reino Unido, se trasladaron a Málaga para tratar de vender una casa que tienen allí en propiedad y poder pagar a su hijo ese tratamiento alternativo.

El abogado recalcó que en ningún momento ha corrido riesgo la vida del niño y aseguró que el padre «sabe controlar la máquina que le alimenta perfectamente», lo que quedaba a su juicio demostrado con que el niño ingresara en perfecto estado de salud en el hospital, donde le acompaña estos días su hermano Daniel de 23 años.

Tras haber emitido la OEDE, las autoridades británicas parecen cuestionarse ahora la medida y en ese sentido la Fiscalía británica ha anunciado que va a revisar este caso a la luz de «nuevas pruebas» y «tras examinar rigurosamente» los datos recibidos, en las próximas horas decidirá si procede presentar cargos contra Brett y Naghmeh King.