Retrasos y cancelaciones en Galicia por culpa de una avería en Barajas

El sistema que coordina todos los radares dejó de funcionar en un día clave de la operación retorno con gran tráfico aéreo


Coincidiendo con la última gran operación retorno del verano, y a su vez con el primer día de vacaciones de miles de gallegos, diversos aeropuertos de gran parte de España, entre ellos los del noroeste, están experimentando retrasos y cancelaciones en muchos de sus vuelos por la caída del Sistema Automático de Control de Tránsito Aéreo (SACTA) del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que coordina todos los radares de la zona centro, norte y noroeste del país.

Según ha explicado el jefe del departamento técnico del Sepla, Ariel Shocron, la avería ha afectado a casi toda España, menos a la zona Este, controlada por Barcelona y a la Sur, que se controla desde Sevilla.

Esta avería, tal y como ha explicado Shocron, ha obligado a paralizar los despegues de todas las zonas afectadas para evitar una mayor congestión en las pistas y porque es más «seguro y económico».

En cambio, se han permitido los aterrizajes que, sin embargo, se tienen que hacer sin cobertura de radar. Para reforzar la seguridad, se han espaciado los tiempos entre dichos aterrizajes, que han pasado de dos a cinco minutos entre avión y avión.

La avería ya está solucionada desde las 14.00, pero sigue sin restablecerse la normalidad y pocos aviones saldrán a su hora desde los aeropuertos gallegos. Se seguirán produciendo retrasos el resto del día, ya que en una jornada con tanto tráfico aérea, es imposible dar salida a todos los vuelos que estaban programados. Las ventanillas de información de cada compañía, presentes en las terminales, trabajan para informar a los pasajeros con la mayor exactitud posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Retrasos y cancelaciones en Galicia por culpa de una avería en Barajas