Natalia Cabezas: «Soy capaz de llamar a un directorio entero de Zara si me he encaprichado con una prenda»

Natalia Cabezas, una de las reinas de la blogosfera, está «enganchada» a la tierra de su novio. La entrevista YES, la revista gallega de Gente, Creatividad y Tendencias

.

La Voz

Estudió Derecho y Económicas pero cuando estaba a punto de terminar se dio cuenta que no se veía entre leyes y números, y se matriculó en Periodismo. Natalia Cabezas, (Madrid, 1988) sabía que tenía dotes para la comunicación y compaginó sus estudios con un trabajo y la edición de su blog, hoy uno de los más influyentes de España. Lo que empezó como un hobby de una veinteañera se ha convertido en una empresa que da de comer a un gran equipo, por lo que requiere gran esfuerzo y dedicación. Desde hace unos años comparte su vida con el gallego Hugo Ramos, al que al poco de conocerse captó para Trendy Taste. «El blog ya tenía un año y medio pero necesitaba a alguien, yo sola no podía, y el justo estaba sin trabajo así que primero se lo ofrecí a él». Hugo, además de ser el responsable de la fotografía de Trendy Taste, le ha contagiado a Natalia la morriña por su tierra.

-Si te saliera el trabajo de tu vida, que te impidiera seguir con el blog. ¿Qué harías?

-Me ha pasado. Fue una decisión muy difícil. En el verano del 2012 me cogieron en Inditex, podía ser mi sueño, trabajar en zapatos para una empresa como Inditex, y tuve que tomar una decisión, porque si iba a empezar a trabajar ocho horas cada día no iba a poder seguir haciendo el blog, más a la carrera. Estuve tres días sin dormir, además en aquel momento yo no vivía del blog, no ganaba apenas nada de dinero con el blog, y era una apuesta muy arriesgada, a ciegas completamente. Decidí intentarlo, decirle que no a Inditex es un poco fuerte, para mí que además lo tengo bastante idolatrado y lo admiro muchísimo a todos los niveles, pero a día de hoy puedo decir que me ha salido muy bien.

-Menos mal que no le hiciste caso a tu madre cuando te decía que dejaras el ordenador y estudiaras alemán...

-Yo no la culpo, es normal, además en ese momento no era algo tan normal que más promoción me hace, va por el mundo diciéndole a la gente, métete y pon trendytaste.com, que todos los días saca ropa nueva.

-Os regalan mucha ropa, ¿verdad?

-Muchísima, pero también me gasto un dineral, una cosa no quita la otra. Yo creo que todos los que nos dedicamos a esto somos frikis de la ropa. Vas a una tienda, te gusta y te la compras, sin pensar que en casa tienes siete camisas.

-¿Qué haces con toda la que no te pones?

-Yo paso un filtro y regalo mucha ropa a mi familia, amigas.... pero claro por una cuestión de tallas la que no le sirve a nadie la dono a Cáritas, y luego hago ventas privadas para mis lectoras, mucha de ella con etiqueta o que incluso me he puesto una vez.

-¿Alguna vez te has encaprichado con alguna prenda hasta perder la cabeza?

-Más que porque sea caro, me he encaprichado millones de veces de ropa porque no a lo mejor no queda mi talla y soy capaz de llamar a un directorio entero de Zara e ir de tienda en tienda para encontrarlo. Pero no una sino millones de veces.

-¿Cuándo te diste cuenta que Trendy Taste era uno de los blogs más seguidos?

-Todavía no me he dado cuenta, eso también me lo dice mi novio, (Hugo Ramos) que además de ser mi pareja estamos todo el día juntos porque también me ayuda con el blog, y cuando yo le digo he subido 1K en Instagram, me dice: ?Olé, tus seguidores no caben en el Camp Nou?. Me imagino el estadio lleno y digo ?Guau?, pero es un minuto y se me olvida.

-40.000 personas pendientes cada día de ti, ¿te crea presión?

-No, porque yo realmente siento lo mismo que sentía antes, no al principio porque era casi como estar hablando con la pared, pero yo no lo siento diferente a hace dos años. No soy realmente consciente de la de gente que hay detrás, y creo que es mejor porque sería mucha presión, se me podría ir la cabeza y no, yo sigo siendo la misma.

-¿Sigues teniendo la misma vida que tenías antes?

-Igual. Yo cuando empecé no tenía un duro y no podía pensar en gastarme tanto dinero en unos zapatos, y ahora mismo sí, pero lo que más me gusta en el mundo sigue siendo tomarme unas cañas con los amigos, hacer una barbacoa, y pedir un Telepizza los domingos mientras veo el fútbol. Mi vida sí que ha cambiado, ahora viajo mucho que antes no podía, hago cosas que antes me hubiera gustado pero no podía, pero no he dejado de hacer las que hacía antes.

-¿Qué haces para cuidarte?

-Pues ni utilizo ni productos especializados ni me lo curro mucho, soy muy perezosa pero además no tengo mucha idea del mundo de la belleza. Yo hasta hace dos años usaba la misma crema para el cuerpo que para la cara, que al parecer es un crimen. Ahora ya no, he mejorado. A lo que más importancia le doy es a tener una piel cuidada e hidratada, a la sonrisa, llevar los dientes lo más grandes que puedas, y llevar bien el pelo.

-Leí que te pones en forma caminando sobre tacones...

-Sí, porque a veces en el blog me preguntan por qué deporte hago y la verdad es que soy muy vaga, ahora desde hace un mes y medio he empezado a correr, no solo por estar guapa sino por tener una buena forma física. Me he puesto de meta una media maratón a finales de octubre, pero hasta ahora no hacía nada. Ellas se ríen de mi, pero me preguntaban qué hacía para tener las piernas así, y yo les dije ?seguro que es de andar con tacones porque otra cosa no hago?.

-¿Tus amigas o tu familia, te piden consejo cuando tienen algo importante?

-Siempre, pero no ahora que tengo el blog, yo digo siempre que esto no se hace se nace, porque yo me iba de compras con mis amigas, amigos, hermanos... mi madre incluso se cabreaba porque los viernes empezaba a venir gente en plan ?a ver, qué me dejas, qué me pongo?, y mi madre ?que esto no es Zara?.

-¿Es un mundo peligroso? Puedes llegar a levantar los pies del suelo...

-Sí, porque vivimos vidas que no nos pertenecen. Yo me voy con Lâncome a París y estoy en un hotel que jamás me lo podría permitir, que dices '¿quién soy yo para que me traten así?' Pero va en la personalidad de cada una.

-¿Te ves con 40 años y el blog?

-Me veo con él de manera diferente. No creo que me apetezca con 40 años hacerme fotos en la calle.

-¿Te han confundido con una gallega alguna vez?

-Sí, todo el mundo me dicen que soy gallego. Mis cuatro compañeros de piso (entre ellos su novio) son coruñeses y el acento se me pega muy fácilmente. Aquí no tanto, pero en Madrid sí lo notan.

-¿Qué te ha conquistado de Galicia?

-La gente. Culta, cariñosa, leal y sincera, me encanta la alegría de la gente.

-¿Cómo visten las gallegas?

-Siempre lo dije, lo que más conozco es A Coruña, y siempre me llamó la atención cuando voy por la calle lo elegante y bien vestida que va la gente.

Votación
48 votos

Natalia Cabezas: «Soy capaz de llamar a un directorio entero de Zara si me he encaprichado con una prenda»