Bogavantes de la lonja viguesa


El menú es un secreto de Estado. Pero un percebe aplastado sobre el asfalto por las ruedas de alguno de los coches de alta gama que circulan por Avión delata que seguro que hay marisco. Y la pota de cobre que hay junto al furgón es una señal de que en una fiesta como esa no puede faltar tampoco el pulpo. Esas, junto con la pregunta lanzada al vuelo de «¿Cocemos agora os bogavantes?», dieron algunos detalles del menú. Porque nadie del cátering quiso revelar qué manjares servirían. Parece que los bogavantes fueron comprados directamente en la lonja viguesa y, según las etiquetas de las neveras del cátering, también hubo nécoras, pimientos de padrón, solomillo y milanesa con patatas para los niños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Bogavantes de la lonja viguesa