Slim y la gran fiesta mexicana

Tequila en Avión y un banquete de lujo en casa de Olegario Vázquez Raña


La localidad ourensana de Avión vive este fin de semana el epicentro de las fiestas en honor a san Roque. Pasarían a ser unas más de las muchas que hay en Galicia si no fuera por la presencia del hombre más rico del mundo, Carlos Slim, y por una colonia de emigrantes ourensanos que se citan estos días en el occidente de la provincia, tiñéndolo todo de canciones y costumbres más propias del otro lado del Atlántico que de la Serra do Suído.

En la calle nos encontramos a Isolino Ogando, junto a su familia, con sombreros y banderas mexicanas y hasta una botella de tequila de la marca Avión. «Después de 49 años decidí regresar porque echaba de menos Galicia, pero adoro México, que me lo dio todo», proclama antes de arrancarse con una ranchera: «¡volver, volver, volver!», entona con emoción.

La fiesta tiene otros frentes en Avión. Hoy, María de los Ángeles Aldir, Gela, la mujer del empresario Olegario Vázquez Raña, anfitrión de Slim, celebrará su fiesta de cumpleaños. Una cita a la que se espera que asistan importantes representantes de la sociedad mexicana.

El año pasado estuvieron en Avión con tal motivo Alberto Abed, presidente de FlyMex, o Miguel Rincón, propietario de la mayor productora de papel del país.

La calma reinante ayer en la casa de Vázquez Raña solo se vio interrumpida por la presencia de una empresa de cátering que descargó durante toda la jornada mesas, sillas y un caldero de cobre de los que se utilizan para cocer pulpo. Dentro de la vivienda, poco trasiego, debido a que, según los vecinos, Slim, Raña y sus acompañantes se desplazaron a algún punto de la costa pontevedresa para deleitarse con una mariscada de las que hacen historia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Slim y la gran fiesta mexicana