Expertos piden a la NASA reconsiderar un regreso a la Luna en el camino a Marte

La agencia pretende «ensayar» su llegada al planeta rojo con una expedición a un asteroide


Cuarenta y cinco años después del primer aterrizaje lunar, Estados Unidos sigue dividida sobre el papel de la Luna en la futura exploración humana del espacio. Diez estadounidenses siguieron a Armstrong y Aldrin en alcanzar la superficie lunar, hasta que el programa Apolo fue cancelado en 1972. Nadie ha vuelto desde entonces.

El esfuerzo más reciente para regresar con astronautas a la Luna terminó en el 2010 cuando la Casa Blanca de Obama canceló un programa de financiación insuficiente de la administración anterior llamado Constellation. En lugar de ello, la NASA se dirige ahora a comenzar a planificar para una expedición humana a un asteroide. Esta iniciativa, prevista para el año 2025, incluye también una misión robótica para redirigir un pequeño asteroide o un gran pedazo de asteroide a la órbita lunar. Los astronautas luego llegarían hasta él para recoger muestras y traerlas a la Tierra. Las misiones están pensadas como peldaños para eventuales expediciones humanas a Marte.

Este camino, sin embargo, está lleno de tecnología en punto muerto que no contribuye directamente a la protección radiológica, los sistemas de aterrizaje, los hábitats y otros proyectos necesarios para construir el camino a Marte, según concluyó un panel del Consejo Nacional de Investigación en junio. Después de un estudio de tres años de las diferentes opciones para la exploración humana del espacio, el informe determina que un camino más viable y sostenible sería volver a la Luna. «La Luna, y, en particular, su superficie, tiene ventajas significativas sobre otros objetivos como un paso intermedio en el camino hacia la meta horizonte de Marte», escribe el Comité del Consejo de Vuelos Tripulados que también explica que «aunque algunos han rechazado la luna como no interesante porque los humanos la han visitado antes, esto es similar a considerar que el nuevo mundo se había explorado adecuadamente después de los primeros cuatro viajes de Colón»

La NASA considera la Luna «del ámbito de los programas espaciales de otras naciones», y «no de interés para el programa de exploración espacial humana de Estados Unidos», asegura el informe. «Este argumento se hace a pesar del registro científico apenas tocado del sistema solar más antiguo que se encuentra oculto en la corteza lunar, a pesar de su importancia como un lugar para desarrollar las capacidades necesarias para ir a Marte, ya pesar del hecho de que la capacidad técnica y operativa de la experiencia del Apolo pertenece a la generación de nuestros abuelos », agrega este documento que sale a luz justo en las fechas en las que se conmemora el 45 aniversario del hombre a la Luna.

El camino a Marte

Según los planes actuales, pasarán otros 11 años antes de que los astronautas estadounidenses viajen más allá de la Estación Espacial Internacional. Una misión a Marte está por lo menos una década o más allá de eso, si ocurre finalmente. «Está claro para mí que no vamos a ser capaces de construir una base de investigación a largo plazo en Marte, si antes no lo hacemos en la luna», declaró el científico planetario Chris McKay en un artículo titulado El Caso NASA. Base de Investigación en la Luna, que fue publicado el año pasado en la revista Nuevo Espacio. «Las nuevas tecnologías y enfoques, y un creciente interés internacional en la luna hacen que sea el momento adecuado para considerar una base que es diez veces más barata que los diseños básicos anteriores», añade McKay.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Expertos piden a la NASA reconsiderar un regreso a la Luna en el camino a Marte