«No es justo echar la culpa siempre a los profesores»

El director del IES Antonio Fraguas considera que los resultados se han distorsionado para obtener mayor efecto mediático


Los alumnos del IES Antonio Fraguas fueron algunos de los que se enfrentaron al cuestionario del polémico informe PISA. Su director, Mario Díaz Pulido, considera que los resultados se han distorsionado para obtener mayor efecto mediático.

¿No le parece alarmante la situación?

- No creo que sea algo alarmante. Sí que se deben tener en cuenta este tipo de resultados, pero yo haría hincapié en una cosa: lo que se recalca en este informe es que alumnos que tienen una buena base en matemáticas no tienen, sin embargo, el mismo nivel de competencia financiera. Eso quiere decir que esos alumnos con una competencia matemática buena no han hecho prácticas en lo que se refiere a la vida cotidiana: enfrentarse a un recibo, una hipoteca, etcétera... Pero en cualquier momento pueden adquirir esas habilidades de una forma rápida y sencilla.

¿Cree que no es tan importante saber interpretar un recibo?

- Lo que yo digo es que basar la competencia matemática solamente en estos detalles me parece inadecuado. Las matemáticas son importantes para muchas otras cosas en la vida: saber calcular estadísticas, trabajar con las nuevas tecnologías, incluso para aficiones como la musica, tener una buena base matemática ayuda. De hecho muchos músicos han sido buenos matemáticos.

El nivel de matemáticas no es tan malo, entonces

- Creo que es parecido al que hay en otras materias en España. Lo estamos viendo en las evaluaciones de diagnóstico: las competencias matemáticas son parecidas a las físicas o lingüísticas. Lo que ocurre en los curriculos de matemáticas en España es que seguimos utilizando e insistiendo en conocimientos teóricos, y no es que no se pretenda que los alumnos adquieran práctica en los ejercicios de resolución de problemas, pero a veces esos ejercicios no están tan relacionados con la vida cotidiana.

En tal caso habría que hablar de un fracaso escolar general

- Estoy convencido de es un problema general, lo que pasa que parece que las matemáticas llaman más la atención porque fueron siempre el coco de la enseñanza. Los profesores de matemáticas siempre tuvimos fama de ser los más duros. Ahora las matemáticas se han equiparado al resto de las materias en lo que se refiere al número de suspensos y de aprobados.

Así que no nos vale la excusa de «es que yo soy de letras»

- No. Los de letras hoy en día también estudian matemáticas. En un bachillerato de Humanidades tienen matemáticas aplicada a las ciencias sociales como una asignatura más, aunque no es exactamente igual que la que se da en Ciencias, pero quizás las de letras sean más cercanas a los problemas cotidianos.

El estudio refleja diferencias entre alumnos según la cualificación de sus padres y la inversión en cultura que hace cada familia. ¿Se aprecia esto en la realidad?

- Efectivamente puede ser así, pero creo que hemos mejorado bastante en los últimos años también en este aspecto. La implicación de los padres es mucho mayor ahora que hace unos años. Las familias se preocupan más y no se conforman con recibir la calificación trimestralmente, sino que en general hay más preocupación por los conocimientos que adquieren los alumnos.

¿Y eso no se contradice con las quejas de algunos sectores por la devaluación de la figura del profesor?

- Bueno, eso sí que pasa. Lo que si ocurre es que a veces se olvida que el niño es el que no estudia y no el profesor el que no explica. Pero hacer recaer toda la responsabilidad en la figura del profesor no es justo. Las familias han mejorado, pero yo creo que los profesores también han mejorado mucho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

«No es justo echar la culpa siempre a los profesores»