Expulsan a una madre británica de una piscina por amamantar a su hijo

Los gerentes del espacio alegan que «podía contaminar el agua»


Una madre de 23 años fue expulsada de una piscina pública porque daba el pecho a su hijo de 10 meses a pocos metros de la piscina y podía «contaminar el agua». La mujer se quedó sorprendida por el tratamiento recibido, y afirmó que el «bebé estaba un poco hambriento y decidió darle en pecho para calmarlo».

Rebecca Hough, de Torpoint, Cornwall, apuraba el pecho a su pequeño de 10 meses cuando el director de la piscina, se le acercó para pedirle que se marchara, según ha publicado el tabloide Mirror.

«Me sentí muy avergonzada porque se me pidiera salir cuando yo no estaba haciendo nada malo», explicó la joven madre que no entiende este comportamiento.

Después de lo ocurrido y tras la publicación de la noticia, la mujer recibió una carta de disculpa del centro de ocio, donde ocurrió el incidente, explicándole que el interés del lugar era« la salud y la seguridad». La Ley de Igualdad británica de 2010 establece que es ilegal discriminar a una madre por amamantar en público .

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Expulsan a una madre británica de una piscina por amamantar a su hijo