La NASA mantendrá una tripulación de moscas en la Estación Espacial

El insecto, con un genoma muy similar al humano, servirá para la investigación de la reacción del sistema inmunológico en vuelos espaciales de larga duración


Madrid

La NASA enviará este verano a la Estación Espacial un Laboratorio de Moscas de la Fruta, cuyo genoma es muy similar al humano, para estudiar su sistema inmune en ingravidez a largo plazo.

Desde hace tiempo se sabe que la capacidad de los astronautas para resistir la enfermedad se debilita en el espacio. Resulta que, lo mismo sucede con moscas de la fruta. «Enviamos Drosophila a la órbita de la Tierra a bordo del transbordador espacial Discovery en 2006, y experimentamos una disminución en la función inmune», dice Sharmila Bhattacharya, bióloga del Centro de Investigación Ames de la NASA

El vuelo del transbordador fue relativamente breve, de solo 13 días, pero los astronautas que viajen a Marte y otros lugares distantes en el espacio será mucho más largo.

Hábitat permanente

Un hábitat permanente para la mosca de la fruta en la ISS permite a los investigadores realizar estudios directamente relacionados con tales vuelos espaciales de larga duración.

Estudios del sistema inmunológico de los astronautas pueden ser complicados debido a que cada astronauta tiene su propio código genético idiosincrásico. «Lo bueno de las moscas que enviamos para arriba es que todas ellas son genéticamente idénticas», señala Bhattacharya.

Las moscas a bordo de la estación espacial también tendrán su propio «paseo de carnaval». Una centrifugadora someterá a la Drosophila al equivalente de la gravedad de la Tierra, permitiendo a los investigadores por primera vez desentrañar las influencias de la competencia de la radiación y la gravedad. «Esto es investigación de vanguardia», dice la bióloga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La NASA mantendrá una tripulación de moscas en la Estación Espacial