¡Súbete a esta terraza para ver la mejor puesta de sol!

En la terraza de Martín Códax música y vino se dan la mano


Todos los jueves de verano, a partir de las ocho y media de la tarde, la terraza de Martin Códax se convierte en una sala de conciertos. Por ella pasarán este año Kepa Junquera y Xabier Díaz, Pentalfa, Narf, Iría Peña Trío, Santiago Auserón y Sés, Caxade, The Lakazáns y Uxía y Antonio Zambujo. Músicos de alto nivel para disfrutar de las espectaculares vistas que ofrece el recinto y, por supuesto, de los mejores vinos que elabora la bodega. Para poder asistir a cualquiera de estas citas solo es preciso adquirir las entradas en la web de Martín Códax. Cuestan cinco euros. Y aunque la música es la gran protagonista de este ciclo, lo cierto es que la terraza da para mucho más. El diseñador Franco Quintáns ya se está imaginando a sus novias desfilar por el recinto. Y también Eva Soto piensa en sus diseños de papel luciendo palmito en el entorno. Porque el albariño da para mucho. También, para organizar desfiles de moda.

O Salnés tiene el privilegio de ser la cuna del príncipe de los blancos. El lugar desde el que el albariño, al que llaman Rías Baixas, se presentó en sociedad y triunfó. Esta marca representa ya mucho más que un vino. Es también uno de los principales reclamos turísticos de la comarca. Las bodegas se esfuerzan en completar sus productos con paseos entre viñedos, catas comentadas o inolvidables conciertos en los que se puede contemplar como el sol se funde con el mar al atardecer. Algo que sucede en esta magnífica terraza, donde se puede disfrutar del vino y de la música relajadamente. Es el verdadero espíritu del Salnés way of life, que Franco Quintáns y Eva Soto, dos de los diseñadores de moda con más proyección, representan. Vino y creación van de la mano.

A Franco y a Eva les gusta el ajetreo de las grandes ciudades. Lugares que tienen que frecuentar para dar a conocer sus creaciones y, de paso, para inspirarse. Pero es en tierras arousanas donde trabajan. Donde hacen realidad sus diseños. Esos que le han valido el Dedal de Oro al carrilexo Quintáns y tener a Lady Gaga entre sus clientes, a la joven cambadesa.

«Yo hago aquí todo el trabajo, pero a la hora de vender como no te vayas a la capital...», explica Soto. «Aquí no hay una buena plataforma en la que presentar tu trabajo», ratifica Quintáns.

Ambos coinciden en que Galicia es un buen lugar de trabajo, por la mano de obra especializada. Y también para vivir. «Se vive muy bien. Todo el mundo que viene de fuera queda encantado», afirma Quintáns. «Aquí hay unas localizaciones maravillosas para hacer los catálogos», ratifica Soto.

Franco Quintáns es ya un referente entre los diseñadores de trajes de novia y fiesta de nuestro país. Acaba de presentar en Madrid su última colección, Water Love. Además, está trabajando en una línea de complementos, que se llamara Mister FQ. Soto presentará en septiembre sus última colección. Mientras, colabora en un proyecto de la televisión mexicana. Hace vestidos de papel, basados en la técnica del Origami, para un anuncio de una empresa de papeles. También prepara una exposición en Bilbao y un desfile en su Cambados natal. Ambos trabajan duro. Pero están encantados. «Esta es una profesión muy dura. Cada presentación es un examen. Pero tengo la suerte de dedicarme a lo que me llena», sostiene Quintáns. «Se nota cuando haces algo que te gusta», ratifica Soto.

Al sol que más calienta

Lo dicen mientras el sol calienta y comienza su descenso sobre el mar de Arousa. Las vistas desde la impresionante terraza de Martín Códax dejan sin palabras. «Tenemos un potencial increíble. Tenemos que aprender a venderlo mejor». Quien habla es el director general del grupo Bodegas Martín Códax, Juan Vázquez Gancedo, que se suma a la conversación.

Lo suyo es hacer vino. De los mejores. Pero en los últimos tiempos han realizado una importante apuesta por el turismo del vino. Cambados es la cuna del albariño, considerado uno de los blancos más famosos del mundo. Y hace tiempo ya que se han dado cuenta de que el vino es también un atractivo turístico.

Por eso ofrecen a los visitantes la posibilidad de pasear entre sus viñedos. O la de recorrer su bodega y catar sus diferentes elaboraciones. Incluso la de organizarles una salida en barco por la ría o pasear por el casco histórico cambadés. Todo es posible en el enoturismo, que tan de moda han puesto otras regiones de Europa. ¡Pero solo aquí hay esta espectacular terraza! Si todavía no la conocen, no se la pierdan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

¡Súbete a esta terraza para ver la mejor puesta de sol!