Un polémico estudio afirma que las mujeres en paro tienen hijos más sanos

Aseguran que los bebés nacidos en períodos de crisis nacen con mejor salud si la madre es capaz de cuidarse


La Voz

Un trabajo realizado sobre los efectos de la crisis económica en las embarazadas, realizado por la profesora de la Universidad Pompeu Fabra(UPF) de Barcelona, Libertad González-Luna, conjuntamente con la investigadora Ainhoa Aparicio Fenoll del Collegio Carlo Alberto de Turín, ha revelado que los bebés que nacen dentro de un período de recesión económica lo hacen con un mejor estado de salud que aquellos que crecen en épocas de bonanza.

El estudio publicado en la serie Working Papers de la Barcelona Graduate School of Economics(BGSE) está basado en un análisis de los datos recogidos por la Encuesta de Población Activa española, en base al paro registrado en las provincias españolas por un período de 30 años(1980-2010). Para conocer el estado de las personas nacidas en ese tiempo, las investigadoras han hecho uso de los certificados de nacimiento; teniendo en cuenta factores como el peso, el grado de prematuridad y la mortalidad neonatal, que hace referencia al número de recién nacidos que fallece antes de cumplir 28 días de vida.

Pero el hecho de que los bebés más sanos sean los que nazcan cuando su madre está en paro tendría matices. Los factores que determinan esa mejora de salud están relacionados con que la situación de desempleo favorece un menor consumo de alcohol, tabaco y comidas saturadas.

Por lo tanto, las privaciones derivadas de una mala situación económica son beneficiosas desde el aspecto físico, pero tal y como recoge la web de RTVE.es, la situación moral de la madre también es determinante. El estudio destaca que no trabajar es muy beneficioso para las embarazadas, ya que carecer del estrés propio del trabajo permite a las futuras madres alimentarse mejor y adquirir hábitos de vida saludables.

El estrés laboral parece ser una de los principales instigadores de malos hábitos, pero una situación de desempleo prolongada puede generar el mismo nivel de ansiedad. Es complicado imaginar que una persona pueda hacer ejercicio, alimentarse bien y descansar tranquilamente mientras hace cábalas sobre como pagará el piso a final de mes, los medicamentos de algún familiar que depende de dicha persona o todos los gastos que supone traer una nueva vida al mundo.

Conscientes de las ampollas que podría despertar el estudio, titulado ¿Es bueno nacer en los malos tiempos?, la UPF emitió un comunicado en el que aclara que las mujeres con una renta económica muy baja pueden sufrir problemas durante el embarazo por una mala nutrición o un índice de estrés muy elevado.

Por otro lado, en un país con más de 4 millones y medio de parados, es difícil encontrar el optimismo en el dato de que la natalidad y el paro se complementan positivamente. Sobre todo si tenemos en cuenta que el número de mujeres que a pesar del desempleo cuentan con un soporte económico mínimo es muy reducido en estos tiempos.

No obstante, el estudio también apunta que las mujeres embarazadas durante largos períodos de crisis económica suelen ser en su mayoría mujeres jóvenes, de entre 25 y 35 años. El 83% eran mujeres casadas, y un 15% tenían un trabajo que requería una alta cualificación. Además, prácticamente para la mitad de las mujeres sobre las que se realizo el estudio era su primer embarzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Un polémico estudio afirma que las mujeres en paro tienen hijos más sanos