Joseph Renzulli: «Hay que ofrecer una enseñanza que despierte el interés de los alumnos»

Sara Carreira Piñeiro
sara carreira REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Aboga por un método en el que no haya «una única respuesta correcta»

20 feb 2019 . Actualizado a las 17:31 h.

En 1978, Joseph Renzulli (1936), profesor de Psicología de la Educación en la Universidad de Connecticut, desarrolló una teoría para identificar a los niños que estás especialmente dotados para algo. El modelo de los Tres Anillos sigue siendo hoy una teoría válida para detectar el talento en las aulas; para fomentarlo, Ranzulli ideaó un programa complementario en tres fases. Esta semana, el ilustre pedagogo estuvo en Santiago para enseñar a profesores gallegos a potenciar la valía de todos sus alumnos, en el proyecto Talento 3.0 que está poniendo en marcha la Fundación Barrié. Antes de comenzar la entrevista, la responsable de Talento 3.0, la profesora gallega Carmen Pomar, explica un matiz idiomático: «Se dice que la teoría de los Tres Anillos es para superdotados, pero la palabra inglesa gifted realmente no quiere decir superdotado, que es una traducción errónea, sino dotado. Gifted es el que tiene un don, un talento, una capacidad para algo y es brillante en eso».

-El modelo de los Tres Anillos sirve para detectar a los jóvenes talentosos. ¿Cómo funciona?

-Este es un modelo que rompe con el sistema tradicional, que lo único que busca es tener unos elevados CI [cociente intelectual] para definir la superdotación; para ese modelo la superdotación es la capacidad superior a la media para aprender las lecciones. La idea que propongo se explica con tres círculos: el primer círculo [o anillo] representa la capacidad superior a la media que tiene un alumno en un área determinada, no necesariamente en todo; el segundo círculo es, de alguna forma, el más importante, porque indica la creatividad, la capacidad para generar ideas; y el tercero es la persistencia en una tarea, el trabajo duro que surge cuando se siente pasión por algo, porque un factor clave para el esfuerzo es el interés. Los tres círculos tienen que trabajar juntos [dibuja la clásica intersección de tres conjuntos aprendida en la escuela, y marca la zona central] para que produzcan lo que yo denomino comportamiento talentoso, la superdotación [en España se denominan altas capacidades] en ese área.

-Es necesario, pues, tener una gran habilidad, además de creatividad y pasión; si no, no se puede hablar de un alumno superdotado.