El papa Francisco cierra su peregrinación a Tierra Santa en el emblemático Cenáculo

Elías L. Benarroch EFE

SOCIEDAD

Ha celebrado una misa en el lugar en el que Jesús instauró la eucaristía y que es objeto de disputa entre el Vaticano e Israel

26 may 2014 . Actualizado a las 22:35 h.

El papa Francisco concluyó hoy su primera peregrinación a Tierra Santa con una reunión ecuménica con religiosos y una emblemática misa en el Cenáculo, el lugar en el que Jesús instauró la eucaristía y objeto de disputa entre el Vaticano e Israel.

La simbólica misa, de alrededor de una hora de duración y en varios idiomas, entre ellos el español, ha sido una de las más emotivas de las que el pontífice ha celebrado en sus tres días de periplo por Tierra Santa, un viaje que inició en Jordania y que le ha llevado también a Belén y Jerusalén.

Francisco ha recordado la importancia de esta sala, en el segundo piso de un inmueble que alberga también un santuario judío y uno musulmán.