¡Cuéntame tu idea en 20 en segundos!

Un proyecto para resumir en 20 imágenes, cada una proyectada en 20 segundos. Un programa variado de ponencias y un auditorio ávido de conocimiento. Así nació el Pecha Kucha Night en Japón, hoy con ramas en más de 700 ciudades del mundo, varias gallegas


La Voz

Oceanografía, música, periodismo, repostería, diseño industrial, artesanía, fotografía, surf, fisioterapia, emprendimiento... Todo cabe en el Pecha Kucha Night, menos aburrir. Y si alguien lo acaba haciendo, casi da igual, porque no da tiempo a bostezar y ya se explica en el escenario otra idea. Así funciona el proyecto nacido en Tokio en el 2003 para que jóvenes diseñadores conectasen y mostrasen en público sus ideas. Hoy se desarrolla en más de 700 ciudades de todo el mundo. También en Galicia, donde una generación entre los 30 y 40 años impulsa este tipo de eventos para compartir píldoras de creatividad. El formato es sencillo y efectivo. Los presentadores van dando paso a alrededor de una decena de ponencias, de temática tan variada como la sociedad actual. Cada 'speech' responde a unas normas tan claras como necesarias, pues está apoyado por 20 imágenes que se proyectan durante 20 segundos. El discurso, para triunfar, tiene que remitir a las fotografías, o difícilmente funciona de verdad.

El primer evento gallego de este tipo se celebró en Pontevedra. Luego llegaron los de A Coruña, Boiro y Ferrol, que lleva ocho ediciones y abarrota noche tras noche el teatro Jofre.

Como una cadena fueron surgiendo unos eventos a partir de otros, con un público joven y heterogéneo, como el tipo de temas que toca cada programa. El arquitecto ferrolano Santiago González acudió al Pecha Kucha de Pontevedra como ponente. Le gustó el formato, aunque su intervención no terminó de convencerle. Así que pensó en montar con un grupo de amigos el evento en la ciudad naval, que hoy organiza su estudio de arquitectura y multimedia, Stgo.

Explicar el formato y el interés que podía suscitar el proyecto, sin ánimo de lucro, costó trabajo y tiempo. «Le solicitamos al Concello de Ferrol el Teatro Jofre, pero insistían en que el aforo [de 584 plazas] era excesivo. Sin embargo, la gente respondió desde el principio y en las últimas ediciones se agotaron las invitaciones en muy poco tiempo», explica Santiago González.

En el escenario, baja un fotógrafo que explica las claves de su universo creativo y a continuación sube un decano de una escuela universitaria; por un momento se aborda la creación de guitarras de madera y se aborda luego el influjo del cambio climático en las corrientes marinas. Imposible no encontrar un puñado de temas interesantes. Algunos concellos piden a los organizadores que monten algo allí, como motor de creatividad y emprendimiento, como As Pontes. «En la presentación solemos recordar que pretendemos dar importancia al ámbito local en un contexto global. La capacidad creativa o de gestión puede estar latente, pero la hay, también en lugares como Ferrol que no viven su mejor momento. Tenemos que aprovechar las sinergias, aunque la palabra esté ya tan gastada, para vincular diferentes disciplinas en proyectos mucho más abiertos. El Pecha Kucha funciona como una excusa para reunir a gente diversa, pero muy activa, al menos una vez al año. Sirve para ponerle cara a alguien que trabaja muy cerca de ti, pero al que no ves, y tener un contacto personal», matiza Santiago González.

De la calidad de los ponentes depende el éxito de cada velada. Y la jornada termina con unas cañas y unos pinchos en la cafetería del teatro. «La localización de un trabajo no implica su éxito o su fracaso. Los grandes proyectos pueden salir de sitios pequeños», insiste el impulsor del Pecha Kucha en la ciudad naval. Hay otros proyectos que guardan algún paralelismo con el Pecha Kucha, orientados a compartir en público enfoques sobre distintas áreas de conocimiento. En 1984 nació TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño), una organización sin ánimo de lucro para difundir ideas. La conferencia anual incluye charlas de 18 minutos a cargo de pensadores y emprendedores líderes en su sector, que luego se difunden a través de la web. Entre los ponentes figuran líderes como Bill Clinton y Al Gore, y gurús de la tecnología como Bill Gates, Sergey Brin y Larry Page.

Las ponencias requieren un discurso mucho más elaborado que el Pecha Kucha, aunque solo fuese ya por la duración de cada intervención. Aquí también surgió TEDxGalicia, un proyecto que recoge el espíritu del movimiento, pero que se organiza de forma independiente. Marcos Pérez es el responsable de velar por el cumplimiento de la licencia que le otorgó la matriz, y desarrolló ya cinco eventos con el soporte institucional de la Fundación Galicia Sustentable.

En el patio de butacas del teatro Jofre, Pablo González, descalzo, bromea con Santiago González, organiziadores ambos del Pecha Kucha. En cada edición que organizan en Ferrol se bate un nuevo récord, por la rapidez con la que se agotan las invitaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

¡Cuéntame tu idea en 20 en segundos!