Las lenguas gaélicas unieron la Europa atlántica antes del latín

Rodri García A CORUÑA / LA VOZ

SOCIEDAD

Xosé Castro

Los autores del Proxecto Gaelaico dicen que han demostrado el vínculo

14 may 2014 . Actualizado a las 17:19 h.

«Lo que pretendemos dejar claro con nuestro trabajo es que antaño, en épocas no tan remotas como hemos llegado a creer, existió una clara relación entre Irlanda, Escocia, la isla de Man y Galicia. Fue una relación tan clara, que creemos que compartieron cultura y lengua a lo largo de muchos siglos». Esto sostienen los responsables del Proxecto Gaelaico, una iniciativa privada en la que trabajan desde hace ocho años un grupo de estudiosos gallegos de diversas disciplinas junto con James Durán, doctor en lingüística por la Universidad de Stanford y durante doce años profesor de lingüística gaélico-irlandesa en las universidades de Cork y Galway. «Viene a Galicia para jubilarme y estoy trabajando otra vez», bromeaba.

«Non todo é latín, non todo é romano, hai un sustrato celta na lingua e na toponimia que queremos dar a coñecer», explicaba ayer Martín Fernández Maceiras, traductor inglés-castellano-gallego para TVG y otras cadenas durante 27 años. Esa identidad compartida queda patente para estos estudiosos incluso en los nombres de sus lenguas actuales: gaeilge (Irlanda), gàidhlig (Escocia), gaelg (Man) y galego.

Topónimos como Ézaro

También sostienen que en Galicia se mantiene esa huella en topónimos como Ézaro, «que é unha palabra gaélica que significa 'cascada'», explicó Alberto Lago Villaverde, licenciado en Geografía e Historia y profesor en Poio. Menciona otros casos como los de Tordoia, «que significa 'pedra longa'», Manzaneda, «que en gaélico é 'montaña de neve' e en Irlanda 'paso entre a montaña de neve'».