Gran Bretaña valora prohibir los cigarrillos electrónicos en todos los sitios públicos

La decisión no está enfocada a prevenir dolencias a los fumadores pasivos, sino que se haría para evitar una «renormalización» del acto de fumar


La sanidad pública británica estudia la posibilidad de prohibir el uso de los cigarrillos electrónicos en los espacios públicos, equiparándolos de hecho con el cigarrillo tradicional, tal y como ya han hecho Chicago y Nueva York, según publica The Times.

La decisión, que todavía no se ha tomado pero que se valora con seriedad, no está enfocada a prevenir dolencias a los fumadores pasivos -se sabe que estos cigarrillos tienen sustancias tóxicas, pero se desconoce fehacientemente su efecto en las personas que están cerca del fumador-, sino que se hace para evitar una «renormalización» del acto de fumar.

Lo cierto es que resulta difícil saber si una persona tiene un cigarrillo normal o uno electrónico encendido, y las autoridades sanitarias británicas creen que permitir su uso indiscriminado facilitaría que alguien fumase tabaco tradicional, pero sobre todo que la sociedad no viese raro que se vuelva a hacer.

En España una primera normativa ha prohibido el uso de estos cigarrillos -que tienen nicotina, además de otras sustancias tóxicas para la salud de quien lo consume- en el transporte público, los colegios y los centros de salud. También hay un debate sobre la oportunidad de equiparar el denominado vapeo a fumar, siguiendo el mismo razonamiento que británicos y estadounidenses.

Votación
4 votos
Tags

Gran Bretaña valora prohibir los cigarrillos electrónicos en todos los sitios públicos