Nélida Zaitegi: «Quiero una escuela en la que los alumnos busquen, analicen, cuenten y debatan..., que aprendan a aprender»

S. C. REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

28 abr 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Nélida Zaitegi de Miguel (País Vasco, 1946) estuvo en Galicia invitada por los colegios San Francisco Javier y Salgado Torres, de A Coruña, para participar en sus jornadas de atención a la diversidad. Ella, inspectora de educación jubilada, se dedica ahora a asesorar sobre cómo tiene que ser la escuela y los profesores del siglo XXI. Apasionada de su trabajo, defiende que el maestro ha de ser como un entrenador, alguien que anime, acompañe, y, por supuesto, ha de estar muy valorado.

-¿Qué escuela le gustaría que tuviésemos?

-Una que mire hacia adelante. Es difícil saber lo que pasará, aunque el cambio va a ser una constante. Yo empleo una frase: «Hay que educar el núcleo duro, y dejar para el final los periféricos».

-¿Cómo sería la clase ideal?

-Una en la que se negociase con el alumnado la materia a analizar y esté pegada a la realidad. Una en la que promueva aprender a aprender, en la que los alumnos trabajen en equipo investigando por ellos mismos los temas, que los presenten en clase y digan, y eso es muy importante, cómo han llegado a sus conclusiones, cómo han sorteado los problemas que se han encontrado. Una escuela en la que los alumnos busquen, analicen, cuenten, debatan. De la que los alumnos salgan sabiendo quiénes son; que tengan un proyecto de vida; que sepan gestionar sus sentimientos, debilidades y fortalezas; que sepan trabajar con los demás, compartir y ponerse en el lugar del otro; que no nieguen la existencia de conflictos, sino que sepan solucionarlos, porque los conflictos son parte de la vida.