El fotógrafo Terry Richardson, ¿acosador o víctima de su fama?

Una modelo dice que el artista le ofreció salir en «Vogue» a cambio de sexo. El artista lo niega, pero no es la primera vez que lo acusan


redacción / la voz

Una modelo británica, Emma Appleton, denunció el domingo vía redes sociales que el fotógrafo Terry Richardson -uno de los más famosos del mundo- le propuso tener sexo con ella a cambio de salir en la revista Vogue. La representante de Richardson negó la conversación, pero no es la primera ni la segunda vez que pasa algo así, aunque el fotógrafo no tiene cargos ni denuncias.

Este, neoyorquino de nacimiento y hollywoodiense de educación, es un personaje histriónico y con tendencia a salir medio desnudo en sus fotos, todas cargadas de un erotismo rayano en la pornografía. Pero a la vez, es retratista de Lady Gaga, Kate Moss o Michelle Obama, es decir, una estrella que todas las revistas se disputan.

La primera vez que se habló del comportamiento inapropiado de Richardson fue en el 2010, cuando la modelo Rie Rasmussen se encontró con el artista en París y le dijo a la cara que contrataba a chicas jóvenes que hacían todo lo que les pedía porque tenían miedo a no volver a trabajar; él, dijo después Rasmussen, «en vez de discutir, salió corriendo del bar», pero llamó a la agencia de la modelo para quejarse. Otra famosa, Coco Rocha, dijo que no volvería a posar para Richardson, que se sentía incómoda. Claro que ella forma parte de The Model Alliance, la oenegé creada por modelos para defenderse de los abusos que sufren en una industria donde las chicas suelen ser consideradas solo carne.

Tras Coco y Rie, llegaron las quejas de Jamie Peck, Liskula Cohen y Charlotte Waters. La primera explicó que Richardson le pidió que le llamase «tío Terry», y, ya desnudo, que ella también se quitase la ropa; Jamie alegó que tenía la menstruación, y entonces tío Terry le dijo que estupendo, que se quitase el tampón, que a él le encantaba jugar con los tampones. «De todos los fotógrafos para los que me he tenido que quitar la ropa, Richardson es el único que me ha provocado la necesidad de ducharme dos veces después de trabajar con él», resumió Peck.Liskula Cohen aseguró que en la sesión de fotos estaban amigos de Richardson desnudos y que él le pidió que simulase una felación a uno de ellos.

Caza de brujas

Tío Terry habló en marzo en el sensacionalista The New York Post, y dijo que todo eran chismes, que no los contestaba para no darles valor y que aquello parecía una caza de brujas.

Caza o no, lo cierto es que en el 2013 una diseñadora de joyas británica y conocida feminista, Alice Louise, abrió una campaña en change.org para que no se contrate a Richardson, y en Internet hay una etiqueta con ese mensaje: #NoMoreTerry. La polémica promete ser larga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El fotógrafo Terry Richardson, ¿acosador o víctima de su fama?